Sobreviviente de la tragedia habló

La muerte siguió a los hermanos Bell Smith

15 b
30 de agosto, 2016 - 11:53 am
Wilson Alvarado / [email protected]

La muerte los sorprendió y los siguió desde el sector Sabaneta, donde su verdugo, quien conducía un Toyota Corolla, color plateado, se las «aplicó» durante todo su recorrido

Foto: Wilson Alvarado

Maracaibo — Una rutina de zozobra, angustia y desespero mantuvo alarmado a los hermanos Bell Smith, hasta que su verdugo sació su maldad con sangre.

La muerte los sorprendió y los siguió desde el sector Sabaneta, donde su verdugo, quien conducía un Toyota Corolla, color plateado, se las «aplicó» durante todo su recorrido.

Sergio Bell Smith, padre del infortunado, relató ayer en la medicatura forense la odisea que vivieron sus hijos, según el testimonio de Diego, sobreviviente de la tragedia.

Refirió que el domingo, los hermanos Diego (18) y Sergio (20) iban en un carro Toyota Celica, placa AI128BG, donde fueron embestidos por su agresor en reiteradas ocasiones.

Las señas obscenas por parte de su victimario no pasaron desapercibidas. Los zigzag en medio de los carros y las trancas del paso para los hermanos, fue truncado en repetidas ocasiones.

Sorprendidos por el «show» que el agresor daba en la calle, siguieron con su rumbo, sin percatarse que algo malo ocurriría.

Los hermanos siguieron su camino y su verdugo aún los perseguía con las mismas «morisquetas». A la altura de la Circunvalación número 2, por el corredor vial de Amparo-Las Lomas, una última escena cerró con sangre la hazaña brutal.

Allí, el agresor les atravesó el carro a los hermanos mientras el vehículo rodaba, acción que impidió a Sergio frenar ocasionando un mínimo choque al que tanto molestó al agresor de horas.

La acción indignó al revoltoso, quien impidió que los hermanos salieran ilesos de la escena y les disparó.

Varios disparos entraron por la puerta del copiloto: dos atravesaron el intercostal derecho de Sergio, quien falleció a los pocos minutos de ser intervenido en la clínica La Sagrada Familia, mientras que Diego se recupera del disparo que recibió en sus testículos y pierna derecha.

NOTICIAS SUGERIDAS

Cargando...

Comente