Sus verdugos lo ultimaron cuando el carro se apagó y no pudieron robárselo

La carrera de la muerte: Asesinan a chofer de Pomona

16a
3 de marzo, 2017 - 10:53 am
Wilson Alvarado / wilsonalvarado@quepasa.com.ve

Escasos 15 minutos transcurrieron en el recorrido y cuando Viloria transitaba por el conjunto residencial Las Pirámides, la muerte se anunció en la voz de los dos pasajeros que seguían montados en la unidad, quienes le exigieron a Viloria de manera agresiva la entrega del carro

Fotos: Wilson Alvarado

Maracaibo — Jamás pensó que sería su última carrera. A las 6:00 de la mañana de ayer, Freddy José Viloria (57), montó en el centro de la ciudad a cuatro pasajeros en su vehículo Caprice, color blanco, placas CK446C, sin imaginarse que entre ellos estaba la muerte.

El recorrido que realizó durante 10 años lo inició con normalidad. En el camino dos de sus pasajeros se bajaron y la muerte siguió su rumbo.

Escasos 15 minutos transcurrieron en el recorrido y cuando Viloria transitaba por el conjunto residencial Las Pirámides, la muerte se anunció en la voz de los dos pasajeros que seguían montados en la unidad, quienes le exigieron a Viloria de manera agresiva la entrega del carro.

En medio de la petición delincuencial y el desespero de ser víctima del hampa, el carro de Viloria sufrió un desperfecto mecánico que ocasionó la rotura de una manguera que imposibilitó que el carro siguiera el rumbo.

La acción conllevó a que los maleantes se enfurecieran. Pensaron que su objetivo había apagado el automotor con algún sistema de corta corriente para impedir el robo del viejo vehículo.

Uno de los verdugos, quienes viajaban en la parte trasera del carro, sacó un arma de fuego y le asestó un disparo certero en la nuca a Viloria, el cual le ocasionó la muerte de manera inmediata.

El infortunado quedó con su mano derecha arreguindada del volante. Su cuerpo cayó del lado izquierdo de su hombro, mientras la cabeza pegó al alero de la puerta, la cual quedó teñida de sangre al igual que los billetes de Bs. 100 que había cobrado en su transcurrir. El sitio fue acordonado por funcionarios del CPBEZ, hasta la llegada de los detectives de la policía científica, quienes realizaron las experticias y trasladaron el cuerpo a la morgue de LUZ.

Viloria residía en el barrio Altamira, cerca de donde fue asesinado. Prestaba su servicio como chofer a los trabajadores de la clínica Falcón. Dejó cuatro hijos.

16a2

Protección al transportista. ¡En las manos de los organismos de seguridad!

Mientras el aberrante hecho ocurría, en la sala de prensa del CICPC se desarrollaba, ayer en la mañana, una reunión con el gremio de los transportistas, donde planteaban estrategias para contrarrestar a las bandas criminales que mantienen en «jaque» a los choferes.

La trágica muerte impactó a los presentes. Gervacio Vera, director del CICPC, y el general de brigada Luis Morales Guerrero, coordinador de la Gran Misión A Toda Vida Venezuela (GMATVV), quienes encabezaban la reunión, anunciaron la creación del Comando Unificado de Protección al Transportista, que fue creado, según los voceros, por instrucciones del ministro de Interior Justicia y Paz, Néstor Reverol.

Morales Guerrero informó que el comando estará integrado por funcionarios de todos los organismos de seguridad del estado y estará dirigido por el alto mando de la policía científica. Morales indicó que realizarán investigaciones para lograr ubicar a los delincuentes que agobian a los transportistas. Comenzarán por los municipios donde se concentran mayor robo y criminalidad como lo son Maracaibo y San Francisco.

En la reunión estuvieron presentes Danilo Leal, presidente del Directorio Único de Transporte del Zulia, y Erasmo Alián, vicepresidente de la misma organización, quienes en una sola voz pidieron que «los organismos de seguridad de manera firme protejan a los transportistas».

Comente