Kimberly fue sepultada entre dolor y rabia

1987_s
13 de junio, 2016 - 2:51 pm
Redacción Diario Qué Pasa

Foto: Licsandra Matos

San Francisco — No han transcurrido 15 días de haberle dado cristiana sepultura a los hermanitos Merly Paola (14), Mélani (8) y Sebastián David (4), cuando un nuevo escenario doloroso y desgarrador marcó a la familia Olano Parra.

Desenlace

Ayer a la 1:00 de la tarde la salida de globos, pancartas y unos ramos de flores, de la vivienda P-02, anunciaba la partida al camposanto, donde permanecerá Kimberly Elizabeth Olano (22), quien falleció tras batallar con 60% de quemaduras en su piel.

Una caravana humana se desplazó por las calles de la urbanización Villa Chinita, donde una multitud escoltaba el carro fúnebre con una pancarta blanca, adornada con rosas y un mensaje que decía: «Kikimóvil»; carroza que no fue utilizada por Kimberly Elizabeth.

Sus familiares y amigos llevaron el ataúd en mano hasta el cementerio Jardines La Chinita. El llanto de los presentes estremecían a los vecinos que se apostaron en las calles para darle el último adiós a la carismática joven que vivió durante años en el sector.

Mientras la marcha andaba, su hermana Katherine Olano, ahogada entre las lágrimas, expresaba palabras de amoríos: «Te extrañaré negra, nunca te voy a olvidar». Asimismo, le juró criar a la pequeña niña que quedó sin el abrigo maternal: «Aquí voy mami, yo voy a cuidar a tu hija, la llevaré por el camino del bien», manifestó.

Al entrar al camposanto el dolor fue más latente; una sonada ranchera fue coreada por los presentes: «Amor eterno e inolvidable, tarde o temprano estaré contigo para seguir amándonos», coro que a más de uno los conmovió, expresándolo con llanto y dolor.

Las escenas se tornaron más desesperantes cuando la urna la iban introduciendo en la fosa. La madre y hermanas de Kimberly no aceptaban la realidad, el dolor las embargaba, no aceptaban la realidad.

Expresiones

José Matos, primo de Elizabeth, reiteró en el camposanto «que la muerte de su prima no puede quedar impune, y mucho menos la de los hermanitos Núñez».

Afirmó «que no se detendrán ante nadie para hacer justicia por estas muertes».

Decesos

Recordemos que con la muerte de Kimberly Elizabeth, ascienden a cuatro las víctimas que han fallecido producto del estado de ebriedad con el que manejaba Johans Jairo Romero Villasmi, quien impactó por la parte de atrás el Fiat 132, rojo, donde viajaban los hermanos Núñez, Kimberly y su esposo, Yorgenes Portillo, quien se encuentra recuperándose de las heridas en el Hospital Coromoto.

Comente