Intento de robo y asesinato paralizaron la Curva de Molina

1457_24 (2)
5 de diciembre, 2014 - 4:30 pm
Redacción Diario Qué Pasa

Maracaibo — A pesar de que en la Curva de Molina, al oeste de Maracaibo, existen dos dispositivos de seguridad y al menos 50 oficiales cada día, la delincuencia logró burlarse nuevamente de ellos la mañana de este jueves.

Un terrible asesinato paralizó a transeúntes y buhoneros de la zona. A las 9:10 de la mañana un delincuente persiguió desde del Banco Nacional de Crédito (BNC) a Segundo Adolfo Holmarza (51) quien había retirado Bs. 16 mil de la entidad financiera; el hombre intentó escapar del «choro» quien lo interceptó frente a la farmacia Venezolana y en un forcejeo para quitarle el dinero le disparó un balazo en la región intercostal izquierda.

Velozmente, Holmarza lanzó el paquete que tenía el dinero al mostrador de la farmacia y logró entrar al local malherido, mientras que el delincuente burló a policías y buhoneros y logró escaparse saltando varios locales y cercas.

Inmediatamente las santamarías del local fueron bajadas para evitar que las personas entraran en el sitio. La Curva de Molina se abarrotó de al menos 200 curiosos, quienes en saber qué ocurría abarrotaron los alrededores del lugar.

La esposa del infortunado, Mercedes Villalobos, informó que el hombre había salido en horas de la mañana del jueves, de su casa a cobrar un cheque de Bs. 16 mil en un banco de la Curva de Molina.

Ambos residían en el barrio Guaicaipuro y trabajaban en una confitería. Al sitio del suceso se acercaron varios familiares del hombre, quienes se mostraron desesperados.

Acción policial

El sitio fue acordonado por funcionarios del Cuerpo de Policía Bolivariana del Estado Zulia (CPBEZ), quienes esperaron a sabuesos del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (CICPC) que realizaron el levantamiento del cadáver.

Varios buhoneros del lugar comentaron cómo ocurrió el asesinato, según ellos al hombre lo dejaron morir dentro de la farmacia, ya que cuando la policía bajó la santamaría, Holmarza aún estaba agonizando. Del dinero no se supo nada más.

Freddy Romero, vendedor de pantalones, comentó: «Por qué lo asesinaron aquí, si siempre hay policías; es que esos solo están parados debajo de una ‹matica› sentados hablando paja y otros debajo del semáforo hablando más paja sin hacer su trabajo».

Por su parte, Jairo Ramírez, secretario de Seguridad Ciudadana del Zulia, dijo que en la zona sí hay patrullaje, «yo he ido hasta la Curva, he conversado con los transportistas, hay situaciones lamentables. Cuando fueron a abordar los funcionarios de la Policía Nacional Bolivariana en la farmacia ya los sujetos se habían escapado por la parte de atrás, es decir, fueron directo a matar a la persona. Son acciones que a lo mejor no se puede prevenir, porque van directo a cometer el delito. Hay una hipótesis que se maneja, la persona (Holmarza) se dedicaba al préstamo de dinero y puede ser que sea por eso», puntualizó Ramírez.

Fotos: Ana Moreno

Comente