Entre ellas se encuentran cuatro damas atacadas por «animales al volante»

Insólito: La criminalidad acabó con 15 mujeres en el primer trimestre del 2017

SONY DSC
1 de abril, 2017 - 8:06 am
Wilson Alvarado / [email protected]

Maracaibo, San Francisco, Jesús Enrique Lossada, Machiques, Cabimas, Santa Rita, Mara, Colón, y Jesús María Semprum, son los municipios en donde quedaron truncadas las vidas de estas féminas

Foto: Agencias

Zulia – La maldad no da tregua. Sigue latente en esta sociedad convulsionada que sobrevive en medio de las olas de crímenes, la mayoría por encargos, que se avistan diariamente en la región; crímenes que hasta el primer trimestre del 2017 registró en su listín sangriento la cifra de 15 mujeres asesinadas en distintas circunstancias.

La popular y comentada frase: «A la mujer ni con el pétalo de una rosa», se pudiera decir que ha quedado en el olvido y pareciera estar modificada por el auge criminal que con las cifras presentadas en la investigación se interpretaría como «el irrespeto a la mujer».

Sangre fría

Los criminales, sin importarles que nacieran de un vientre, de lo más preciado que existe en el mundo terrenal, sin temor ni titubeo alguno, accionaron sus armas de fuego, asestaron objetos punzo penetrantes, y hasta empuñaron sus manos para cegarles la vida a estas 15 mujeres.
Sí, a esa mujer que, de seguro, compartían la misma feminidad y coquetería, el mismo apego por sus hijos, o simplemente el amor por la vida, al igual que a la mujer que los trajo al mundo.

Cegados por la maldad, ignoraron que estaban matando a alguien muy similar a quienes los amamantaron durante meses o años, sus madres. La sangre fría que llevan en sus venas es la causante, sin duda alguna, de estos abominables hechos.

Las escenas

Tendidas en diferentes posiciones y sobre un charco de sangre quedaron los cuerpos de las víctimas. Algunas murieron en la zona donde fueron brutalmente atacadas; otras pudieron ser trasladadas con vida a los centros médicos cercanos, donde los galenos intentaron estabilizarlas, pero desafortunadamente unas murieron al ingresar y otras conocieron la penosa muerte acompañada de la agonía.

Los gritos de llanto y dolor estuvieron presentes en cada tragedia. Los deudos se lanzaron sobre el piso en buscade consuelo y resignación ante la pérdida que los envolvía en una nube negra, de la cual no salían, pues el impacto causado les nublaba la mente y les retorcía hasta los tuétanos de dolor.

Lo descrito no escapó de ningún familiar en cada uno de los alarmantes casos que en esta recapitulación de crímenes cometidos contra las mujeres recordaremos.

Municipios sangrientos

A pesar de ser el municipio que no lidera la estadística sangrienta, Maracaibo registró los crímenes más alarmantes que estremecieron a la sociedad. Sin duda alguna, el que cerró el ciclo del primer trimestre, fue el asesinato de la abogada Olga Lucía Pineda Sánchez (28), quien fue asesinada de 12 puñaladas, el pasado 16 de marzo, dentro de la casa de sus padres, ubicada en el sector Los Aceitunos, parroquia Raúl Leoni.

El caso dio un giro de 180 grados, tras conocerse la detención del exesposo de la abogada, Luis Rafael Gutiérrez Morales (27), quien fue señalado por la autoridades como el responsable de mandar a ejecutar a la jurista. Por el caso hay cuatro detenidos en Polisur.

Asimismo, se contabiliza la muerte de la joven Veruska Carolina Gauna Marín (18), quien fue sorprendida, el pasado 9 de enero, por un sujeto a bordo de una motocicleta, quien le truncó sus sueños, diagonal a su casa, ubicada en el barrio El Museo.

La COL lidera la estadística

El doblete sangriento que conmocionó la Costa Oriental del Lago (COL), fue el acribillamiento de la joven María Michell Perozo (21), quien fue asesinada junto a su tía Zoraida, el pasado 9 de febrero. Varios sujetos, entraron silentes a la sala de casa de ambas mujeres, ubicada en el sector Palmarejo, municipio Santa Rita, donde le asestaron varios balazos.

En otro hecho, por resguardar los enceres de su puesto de trabajo, fue asesinada el pasado 2 de febrero, Isabel Cristina Nieves (33), quien se resistió al robo en el restaurante donde laboraba como cocinera, ubicado en la estación de servicio Cordobés, en la carretera Lara-Zulia, parroquia El Danto. Recibió varios disparos en su humanidad.

Jesús Enrique Lossada

El amor de madre se evidenció. El salvarle la vida a su hija, llevó a la muerte, el pasado 2 febrero en Villa Bolivariana, parroquia La Concepción del municipio Jesús Enrique Lossada, a la profesora Raiza Morela López Dávila (39), quien recibió un balazo al intermediar en una pelea que disputaban su hija y el yerno.

En un intento de separar a los contrincante, Raiza recibió un disparo por parte de su yerno; disparo que iba a ser recibido por su hija, pero ella lo evitó.

El resonador municipio sangriento no era el primer caso de sangre que registraba. 10 días antes, la sangre había corrido el sector El Taparito, parroquia Mariano Parra León del municipio Lossadeño.

Allí, Arianny Mercedes Zambrano López (23) fue vilmente asesinada por su esposo, Alexander de Jesús Añez Medina (20), alias «El Wiki», quien le propinó un disparo en su rostro que le causó la muerte de manera instantánea.

Sur del Lago

No escapa de la criminalidad. A pocos días de cerrar el primer trimestre del año se registraron dos muertes violentas: La primera ocurrió el 25 de marzo en el poblado rural de San Antonio, parroquia Urribarrí de Colón, donde Luzmary del Carmen Sangroni Ramírez, fue asesinada de un disparo que le propinó su primo de tan solo 13 años.

El segundo caso, fue perpetrado contra María Carolina Murillo Bautista, de 23 años. La dama se encontraba frente a un establecimiento de licores, cuando dos sujetos a quienes le negaron el acceso al centro de vida alegre por portar armas de fuego, accionaros sus armas contra el negocio y fue alcanzada por la balas que la dejaron sin vida en el sitio.

San Francisco y Machiques

El defender sus pertenencías llevó a la muerte a la quincuagenaria Ingrid Josefina Jhon, de 50 años de edad, quien recibió una golpiza en el frente de su casa, ubicada en el sector El Paraíso, parroquia El Bajo, municipio San Francisco, por parte de un sujeto apodado «El Firi», a quien le reclamó el robo de un regulador de gas.

El reclamó alarmó al delincuente y a sus dos hermanas apodadas «La Chocha» y «La Melanie» , quienes le asestaron una brutal golpiza con piedras palos y machete a la dama. Debido a la gravedad de los golpes fue recluída en el Hospital General del Sur (HUM), donde falleció el pasado 3 de enero.
De manera trágica, Kimberly Esthefany Fuenmayor Paz (18), fue ultimada cuando viajaba a bordo de un carro por puesto que transitaba por el sector La Ceiba Mocha, en la parroquia Libertad, de Machiques.

De esta manera cierra, de manera trágica y lamentable las muertes del 2017, solo con la estadística de muertes ocurridas contra las mujeres, sin contar el sin fin de crímenes que se contabilizan a solo 90 días del 2017.
Crímenes que quedan engavetados, algunos siguen su curso en la investigación y otros quedan a la buena de Dios.

Palabras clave
,

Comente