Los culpables fueron detenidos, ayer, y se encuentran en la sede del CICPC

Horror en San Francisco: Violan, golpean y ahorcan a niña de 14 años

15 A
4 de agosto, 2016 - 10:44 am
Génesis Rosario / genesisrosario@quepasa.com.ve

Mayerlis Sierra estudiaba tercer año en el liceo Madre Mercedes Molina, en Suramérica. Era una niña inteligente, hermosa y con muchos proyectos de vida

Foto: Wilson Alvarado

San Francisco — Los sueños, ilusiones, promesas y hasta los miedos fueron brutalmente apagados para la niña Mayerlis Liseth Sierra Molina, de 14 años de edad, luego de que dos sujetos, «sin alma ni corazón», la acorralaran, encerraran en su ranchito de latón para luego golpearla, estrangularla y abusar sexualmente de ella.

La pequeña inocente se encontraba en su vivienda, ubicada en el sector Villa Margarita, vereda 1, calle y casa sin número, parroquia Marcial Hernández, del municipio San Francisco, cuidando a un sobrino de 2 años de edad de condición especial, cuando según una vecina, quien prefirió no identificarse, los sujetos aprovecharon que Mayerlis se encontraba sola en la casa, se saltaron la cerca de latas por el fondo y sorprendieron a la menor.

Al parecer la menor trató de huir de sus verdugos, pero fue imposible; aunque por el caso hay dos detenidos en el CICPC, los vecinos señalan como el responsable del ataque a Orángel Fernández, de quien se conoció «tiene varios nombres, Orángel es el que utiliza aquí (Maracaibo), pero en Colombia tiene otro», ya que el sujeto tenía varias heridas en su torso, presuntamente Mayerlis intentó «con todas sus fuerzas evitar que la atacaran».

Por otro lado los vecinos manifestaron que Raúl González, cuñado de Fernández, se vio la tarde del martes «rondando la zona, sospechamos que Raúl le estaba cantando la zona a su cuñado».

Horas de terror

Dunia Cañizales, madre del novio de la menor, detalló que su hijo le escribió unos mensajes de texto alrededor de las 12:00 del mediodía del martes, pero la jovencita nunca respondió los mensajes, asimismo, familiares dijeron que ellos intentaron llamarla a su teléfono en varias ocasiones, pero nunca pudieron comunicarse.

Una quinceañera, con quien bailaba danza, en la iglesia cristiana Emanuel, fue a buscarla a las 2:00 de la tarde para que fueran juntas al ensayo, Mayerlis sacó la cabeza por la puerta, al parecer, estaba toda despeinada y dijo que no iba ya que le dolía mucho la cabeza y que estaba cuidando a su sobrino. La compañera no comentó el hecho a sus parientes, pero le extrañó que no saliera y que estuviera toda despeinada ya que la menor siempre estaba muy bien vestida y arreglada.

No fue hasta las 6:00 de la tarde cuando la hermana de la joven llegó a la casa, la cual encontró cerrada, por lo que tuvo que saltarse al ver al niño discapacitado solo en el patio, al entrar sintió una «mala vibra» y cuando intentó abrir la puerta del rancho, tuvo que empujar con fuerza ya que estaba como «trabada», sorpresa para los presentes, cuando al abrirla completamente, el cuerpo inerte y completamente desnudo cayó al suelo. El menor presentó varios golpes en el rostro.

A la niña, luego de propinarle una fuerte golpiza y violarla, la ahorcaron con un mecate que utilizaban para colgar los chinchorros. Familiares de inmediato la vistieron y la trasladaron a los Bomberos de San Francisco, pero la pequeña según la autopsia ya tenía varias horas de haber sido asesinada, el homicida le rompió la tráquea.

Se conoció que Fernández revolvió todo el rancho de la niña, pero solo se llevó un litro de aceite y una licuadora. El aceite llegó a venderlo en el abasto Abraham, pero los dueños del mismo no lo quisieron comprar. La dueña destacó que el hombre parecía nervioso, ansioso y acelerado; «él (Fernández) vendió el aceite en la otra choza por 2 mil bolívares».

Comunidad enardecida

Tras conocerse la noticia, los vecinos comenzaron a buscar por todos lados de la barrida, derrumbando ranchos para lograr dar con el responsable de tal monstruosidad, sin saber que los monstruos estaban en el mismo círculo, cuando los efectivos del CICPC llegaron horas más tarde e informaron que el agresor debía tener varias heridas en su cuerpo, ya que la niña tenía piel debajo de sus uñas, fue entonces cuando la comunidad comenzó a revisar hombre por hombre y se percató de las heridas de Orángel.

Tras las primeras investigaciones surgió otro sospechoso, quien fue detenido a las 5:00 de la mañana de ayer y resultó ser cómplice del crimen.

Una fuente aseguró que efectivos del CICPC le dieron hasta las 6:00 de la tarde de ayer a la familia de los presuntos culpables para que se fueran del lugar. Los sujetos tenían solo unas pocas semanas en la barriada ya que habían llegado de Colombia, según indicaron los vecinos.

Pervertido

Se conoció que la menor asesinada le había comentado a su madre, hace una semana, que Fernández la miraba de una manera rara, «ella decía que sentía que la desvestía con la mirada». De igual modo, el hombre mostró una actitud rara con la amiga quinceañera de Mayerlis, según la progenitora, en una oportunidad le hizo gestos obscenos con la lengua a la adolescente.

Version oficial

Luego de los rumores y declaraciones sobre la identidad y el paradero de los responsables, los sabuesos de CICPC entraron a la barriada polvorienta a las 8:00 de la mañana de ayer. La comisión de Eje de Homicidios merodeó la zona durante horas. Tras entrevistas a testigos presenciales y referenciales del hecho lograron la captura de los culpables de este vil asesinato, quienes quedaron identificados, según información aportada por funcionarios ligados al caso, como Luis Eduardo Hernández (39), y su cuñado David Díaz (41). Ambos confesaron el macabro acto ante la ley.

Darwin Linares, jefe del CICPC-Zulia, informó que están realizando experticias dermatológicas, de tejido humano y en las prendas íntimas de la menor, para presentar pruebas convincente ante el Ministerio Público (MP). Además los responsables serán sometidos a exámenes psicotrópicos para determinar si estaban drogados.

Comente