«El Mocho Edwin» acató la palabra de Varela y «permitió» desalojo

Hace tres años Sabaneta fue desalojada

SUC--PROTESTA--TRASLADO-DE-PRESOS-DE-CARCEL-DE-SABANETA--ELIANNY-GONZALEZ-(5)
18 de septiembre, 2016 - 10:52 am
Génesis Rosario / [email protected]

Durante cinco días parientes de los reos esperaron lo peor, los vecinos de los sectores adyacentes a Sabaneta, ya se habían mentalizado que tendrían que dormir debajo de sus camas o mejor aún irse de sus casas hasta que «pasara lo peor»

Foto: Archivo

Maracaibo — «La cárcel de Sabaneta será intervenida, desalojada y requisada para luego instalar el nuevo régimen penitenciario», fueron las palabras exactas que pronunció hace tres años la ministra para Asuntos Penitenciarios y todavía el Zulia permanece sin un lugar donde los condenados puedan purgar su condena.

Tras este anuncio el llanto y la desesperación de las madres y demás familiares no se hizo esperar, ya que todos pensaban que esta decisión desataría una nueva «plomazón» dentro del penal y más personas morirían durante la reyerta, cabe destacar que en ese momento una gran cantidad de personas, familiares de los presos, se encontraban retenidas y no habían podido salir porque así lo había ordenado el líder negativo de Penal y Máxima «El Mocho Edwin».

Por su parte, la ministra Iris Varela, en su momento, afirmó que la crisis carcelaria, la mala gestión y la corrupción dentro del penal era responsabilidad de «la cuarta República» y que con el nuevo régimen penitenciario, avalado por el presidente Nicólas Maduro, «y gracias a la Revolución Bolivariana, se rescató la humanización penitenciaria».

Primeros 500

La orden fue dada, 140 buses de diferentes tamaños y colores hacían cola a las afueras del penal, solo faltaba que los reos, en especial los pranes de la cárcel de Sabaneta, aceptaran de buena gana ser trasladados hasta otros centro de reclusión fuera del estado. Varela, en una rueda de prensa, ofrecida el pasado 19 de septiembre, manifestó que 500 privados de libertad, entre los que se encontraban 291 mujeres, habían sido sacados del penal y llevados hasta el Centro Penitenciario David Viloria (Uribana).

La tensión alcanzó su punto máximo cuando a las 9:00 de la noche, comenzaron a salir de Sabaneta, los niños y las mujeres ya que según parientes de los presos, «El Mocho Edwin» había dicho que salieran «porque iba a ver plomo».

Reinó la paz

Durante cinco días parientes de los reos esperaron lo peor, los vecinos de los sectores adyacentes a Sabaneta, ya se habían mentalizado que tendrían que dormir debajo de sus camas o mejor aún irse de sus casas hasta que «pasara lo peor», pero la situación fue todo lo contrario, ya que durante los días 20 y 21 los reos bajaron sus armas y en santa paz aceptaron ser trasladados. En total fueron trasladados 3.424 reclusos por vía aérea y terrestre a diversos recintos penitenciarios del país.

Los traslados se dividieron en: 312 reos a Barinas, 136 a Rodeo II, 358 a la cárcel de Mérida, 530 a la Penitenciaría de Coro, 98 a Guanare, 86 a la Penitenciaría General de Venezuela, 309 a Yaracuy, 419 en Trujillo, 125 a Tocuyito, 100 a Puente Ayala, 266 a Tocorón y el resto a la cárcel de Uribana.

Asimismo, la ministra Varela, resaltó que 18 reclusos fueron puestos en libertad, 16 de ellos la recibieron entre jueves y viernes; y dos la mañana del sábado.

Nueva cárcel

Aunque muchas familias lloraron y trataron de impedir el traslado de sus seres queridos, decidieron aceptar y esperar la nueva cárcel nacional que Varela anunció sería construida en la isla de Providencia, la cual se encuentra ubicada en la bahía de El Tablazo en el municipio Almirante Padilla, a 14 kilómetros de Maracaibo y a pocos minutos del municipio Santa Rita.

Comente