Fortaleza Park no cuenta con salvavidas

23A-(1)_01
6 de octubre, 2015 - 1:08 pm
Redacción Diario Qué Pasa

Paulina Ocanto, de 5 años, perdió la vida al sumergirse sin la debida supervisión en aguas profundas.

Fotos: Wilmer Cubillán

El padre de la pequeña alegó que  en Fortaleza Park, donde celebraban, no disponían de salvavidas ni rescatistas


Maracaibo
― La tristeza embargaba ayer a la familia de Paulina Jasiel Ocanto Méndez, la niña de 5 años que falleció por inmersión la mañana de este domingo durante una fiesta de «quince años», celebrada en la Granja Fortaleza Park, específicamente en complejo campestre El Bosque, en el sector Los Bucares.

A las afueras de la morgue de Maracaibo, el progenitor de la pequeña, Pedro Luis Ocanto, de 32 años, relató que venían de celebrar  desde el sábado por la noche y empezaban alegre el domingo en la referida granja, cuando ocurrió la desgracia.

Se adentraban en la hora del almuerzo y los padres de Paulina, Ocanto y Nerisbel Méndez, se separaron un momento de sus tres hijos, de 10, siete y tres años, para ir en busca de la comida.

Ocanto aseguró que no trascurrieron mas de 10 minutos cuando un joven, quien era un invitado a la celebración, salió de la piscina con la niña en brazos, ya ahogada. Fue él quien  presuntamente la halló sumergida  en la piscina de adultos.

Particulares intentaron reavivar a la menor con técnicas de resucitación cardiopulmonar, pero ya era tarde. La niña, quien vestía shortcitos y unas «cotizitas», fue llevada a las emergencias del Hospital General de Sur, ya sin signos vitales.

Negligencia

El adolorido padre enfatizó en que la granja carecía  de salvavidas y que solo laboraba un rescatista, quien estaba retirado del área de las piscinas por estar asignado a la vigilancia de los toboganes. En la fiesta se encontraban alrededor de 15 niños, acotó.

La familia exigió al Cuerpo detectivesco, encargado  del levantamiento del cuerpecito como de la autopsia, que indagaran sobre  las medidas de seguridad que presta el lugar.

Fallecimientos

Cabe recordar, que en estos últimos cuatro meses del 2015, en Maracaibo han fallecido por inmersión y debido al descuido de los padres, cuatro niños, siendo los casos mas notorios el de Kenyie He Zhun,  de 7 años, el 18 de julio en Aguamanía Park; el de Miguel González, de dos años, ocurrido el 24 de agosto en una piscina de Los Bucares; José Nieto, de dos años, murió el 6 de septiembre en una laguna en el sector Las Tuberías, y Ricardo Soto, de año y medio, falleció el 12 de septiembre al sumergirse en un tanque de agua en una granja vía a Perijá.

Comente