Familiares presumen que la pudo asesinar su expareja

1111_Tmb (32)
12 de diciembre, 2013 - 3:16 pm
Redacción Diario Qué Pasa

Foto: DF

Maracaibo — Con la angustia a flor de piel y pidiéndole a Dios que no fuera su madre, Karen Martínez se acercó hasta la morgue forense de LUZ, de donde recibió una llamada por parte de los funcionarios notificándole que las características de la mujer que buscaban eran las mismas de la dama que encontraron descuartizada el pasado 2 de diciembre en la cañada Fénix, cerca del barrio La Revancha en horas de la tarde.

«¿Dios, por qué no me llevaste a mí, por qué a mi madre?», fue el grito desgarrador que Karen soltó ahogada en llanto confirmando que efectivamente era su progenitora. Con la voz entrecortada y obviamente afectada, la mujer relató los momentos de angustia al no saber de su doliente durante el pasado primero de diciembre, cuando Eliana Lara Manjarres (54), —como quedó identificada la víctima de nacionalidad colombiana— salió de su casa ubicada en la avenida 83 del barrio La Lechuga, «un poco molesta por un problema familiar que tuvimos», manifestó Karen.

Agregó que un principio no le dio importancia a que su madre se haya marchado y con el transcurrir de los días imaginó que estaba quedándose en casa de alguna amiga, «como acostumbraba muchas veces, lo extraño fue que ella siempre avisaba donde se quedaría y esta vez no lo hizo, por eso denunciamos el martes ante el Cicpc».

Posible homicida

Karen, acompañada de una hermana de crianza, manifestó que sospechan de un hombre llamado Jeider que reside en el barrio La Revancha y sostuvo una relación amorosa por poco más de cinco años con Eliana. «Fueron años de maltratos físicos y verbales, él siempre la amenazaba con matarla e incluso muchas veces la golpeó hasta dejarla muy malherida, se dejaban y volvían, así era esa relación, un día hasta la amenazó con un machete».

No fue hasta hace poco cuando Eliana decidió rehacer su vida e inició una nueva relación con otro señor, al parecer la decisión alteró los celos de Jeider y Eliana nuevamente fue blanco de sus amenazas de muerte. «La amenazaba a ella, pero con la nueva pareja de mi mamá nunca se metió», dijeron ambas damas, quienes agregaron que el hombre «es un drogadicto, mal geniado, mala conducta y todo lo que se nos pueda ocurrir, hace tiempo le dio una golpiza a su hija de seis años y hubo que hospitalizarla», aseguraron la mujeres.

Sin pistas del hombre

Preocupada, Karen se dirigió hace cuatro días a la casa de Jeider, en donde pensó que se podía encontrar su madre en alguna situación de peligro y en contra de su voluntad, «fui, pero me salió su mamá y me dijo que él estaba viviendo con otra mujer y que se había ido de esa casa, nadie lo ha visto más, yo creo que se fue de Maracaibo». Corresponderá a los efectivos del Cicpc del eje de homicidios esclarecer el suceso y dar con el paradero del responsable del hecho.

Eliana era oriunda de Barranquilla, trabajaba en un puesto de comida rápida ubicada en la Circunvalación N° 2 para ganarse la vida, llevaba 33 años en Venezuela y deja cinco hijos.

Así sucedió el hallazgo

El macabro hallazgo lo protagonizaron los niños que jugaban la tarde del pasado 2 de diciembre en la cañada Fénix, entre los barrios Libertador y La Revancha, de la parroquia Antonio Borjas Romero, donde localizaron el cadáver de la mujer descuartizada.

Un vecino del lugar llamó a los efectivos policiales para que se apersonaran al lugar del hecho y al llegar se percataron que los restos estaban en dos bolsas negras. En una se encontraban sus piernas y en la otra del tronco hacia arriba.

Comente