Mario Alberto Quijada, abogado defensor de Luis Gutiérrez:

«Exesposo de la abogada fue obligado a declararse culpable»

15A
29 de marzo, 2017 - 10:34 am
Johanny Méndez (Pasante LUZ) / pasanteredacció[email protected]

A QUÉ PASA asistió el jurista encargado de defender a Luis Gutiérrez, quien está detenido tras haberse declarado culpable por el feminicidio contra su pareja Olga PinedaFoto: Johanny Méndez

Maracaibo — Mario Alberto Quijada, uno de los abogados de Luis Gutiérrez, reveló en entrevista a QUÉ PASA que «Gutiérrez fue forzado a declararse culpable del asesinato de su exesposa Olga Lucía Pineda».

El penalista abogó por Gutiérrez, quien posee una medida privativa de libertad designada por el Ministerio Público, tras ser el presunto autor intelectual del feminicidio contra su expareja Olga Lucía Pineda Sánchez (28), la joven profesional del derecho, quien fue asesinada de varias puñaladas el pasado 17 de marzo dentro de la residencia de sus padres en el sector Los Aceitunos. Las heridas fueron causadas por un objeto punzopenetrante.
De esta manera, Quijada manifestó que «el exesposo fue llamado por los funcionarios del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (CICPC) para dar declaraciones el día 18», un día después del dantesco crimen.

Asimismo, el jurista comentó que «el 20 de marzo, aproximadamente a las 4:00 de la tarde, la Policía Municipal de San Francisco (Polisur) sin una orden de aprehensión, emitida por el Ministerio Público, «allanó una pizzería, ubicada en el sector San Isidro, la cual pertenece a la familia Gutiérrez, allí se llevaron detenido a Jonathan Gutiérrez, hermano de mi cliente».

Según lo declarado por Quijada, desde ese día estuvieron detenidos los hermanos Gutiérrez y no fue sino hasta el 22 de marzo que Polisur solicitó la orden de aprehensión ante el Ministerio Publico. «Fiscalía dio la orden y el 22 en la noche se avisó a los funcionarios del CICPC», aclaró Quijada.
El mediador dijo que «el imputado fue obligado a declararse culpable; lo golpearon, lo torturaron físicamente para que se inculpara de la muerte de su exesposa». Además alegó que «los objetos robados, en la residencia de la víctima, no fueron realmente encontrados en la pizzería de Gutiérrez sino que estaban en posesión de Carlos Áñez Coy, quien está detenido por el delito de robo en el caso». Por tanto Quijada, participó que las pruebas encontradas en contra de su cliente deberían ser eliminadas pues fueron tomadas por funcionarios de Polisur y los hechos y pruebas competen a la circunscripción de Maracaibo, y no de San Francisco.

El ministro lo ordenó
El pasado 22 de marzo, durante una rueda de prensa, el director de la Mancomunidad Policial, Rubén Ramírez Cáceres, informó que la intervención de Polisur en la investigación sobre el asesinato de Olga Pineda, vino dada tras la petición del ministro de Interior, Justicia y Paz, Néstor Reverol, quien tras analizar la magnitud del suceso ordenó que se inmiscuyeran en el procedimiento todos y cada uno de los organismos policiales que operan en el estado Zulia. Lo que deja en evidencia que tanto las pruebas colectadas como los hechos ejecutados por Polisur, resultan totalmente válidos.

Una llamada marcó el inicio
Tal y como lo comentó Quijada, un día después del asesinato de Pineda Sánchez, Luis Gutiérrez fue sometido al interrogatorio de rutina practicado por la policía científica, procedimiento en el cual logró salir ileso y fue descartado como sospechoso.

Sin embargo, una llamada telefónica que informó a Polisur sobre la venta irregular de algunos electrodomésticos que presuntamente podían ser los robados a Olga minutos antes de asesinarla, marcó el inicio del procedimiento por parte de los oficiales sureños, quienes tras hacer una serie de allanamientos e investigaciones, lograron capturar a Gutiérrez y a sus cómplices, los mismos que al verse encarcelados y bajo la lupa de la justicia, finalmente confesaron.

Como se recordará, el presunto feminicida afirmó ante funcionarios del CICPC, que ordenó la muerte de la que era su esposa «por que no me dejaba ver a mis hijas, ella estaba enamorada todavía de mí y como yo tenía una nueva novia ella se oponía a que yo saliera con las bebés», informaron los detectives.
Por este hecho, existen hasta hoy cinco personas detenidas y dos ultimadas en enfrentamientos con cuerpos policiales. «El Lulo» cayó ante el CICPC a tan solo horas después de la muerte de Olga y «El Pupi» murió el pasado domingo tras enfrentarse al CPBEZ.

Comente