Escalador murió por tomarse una selfie

1440_4_01
18 de noviembre, 2014 - 11:50 am
Redacción Diario Qué Pasa

Foto: Facebook

El joven sintió la adrenalina de llegar a la cima de la montaña por primera vez en ese lugar, pero fue sorprendido por la muerte.

Machiques de Perijá — Un selfie desencadenó la trágica muerte del escalador Humberto Arteaga. Según la versión aportada por su compañero, quien también resultó herido en el hecho, el infortunado sintió la adrenalina de haber llegado a la cima de la montaña, pero al descender aproximadamente a unos 15 metros, antes de llegar al piso, sacó su cámara fotográfica y decidió hacerse un selfie.

Al parecer, una de las cuerdas de seguridad no funcionó y eso aceleró el descenso estrepitoso directo al vacío.

Su compañero se encontraba a 20 metros de la superficie y al ver a su amigo herido descendió rápidamente para socorrerlo.

Como se recordará, Arteaga y su amigo habían llegado en horas de la mañana del viernes al lugar y no fue hasta el sábado a las 6:00 de la tarde cuando ocurrió el hecho.

El herido cargó en brazos a su compañero, y como pudo lo trasladó a un campamento ubicado a unos 50 metros del lugar.

Lo abrupto del camino, aunado al frío y las dificultades físicas del lugar, retrasaron cualquier intento de ayuda. No fue hasta tres horas después, es decir, a las 9:00 de la noche de ese mismo día, cuando llegaron al referido campamento.

Expertos del 171, Inparques y Protección Civil de Machiques intentaron ingresar al lugar y asistieron al herido.

Lamentablemente ya no había nada que hacer. El escalador Humberto Arteaga ya había muerto.

Trascendió que el herido, de quien hasta ahora se desconoce su identidad, había escalado la montaña unas cinco veces.

Arteaga, pese a que tenía experiencia practicando deporte extremo era la primera vez que escalaba el lugar.

Su cuerpo llegó a la morgue

El cadáver del talentoso y arriesgado escalador marabino ingresó a la morgue forense de la Facultad de Medicina de LUZ, ubicada en Maracaibo a las 9:30 de la mañana de ayer.

Hasta el cierre de esta edición se desconocían más detalles del siniestro y de su vida personal, pues familiares no se habían apersonado al lugar.

Se espera que para hoy, sus dolientes informen el lugar de su velatorio y en donde le darán cristiana sepultura. Efectivos de la policía científica investigan el caso que ha conmocionado a la sociedad.

Comente