Enfermeras siguen presas sin juicio

1301_65_01-03
2 de julio, 2014 - 12:09 pm
Redacción Diario Qué Pasa

 



Foto: Rafaela Acosta

Familiares y compañeras de las dos enfermeras detenidas por su presunta implicación en la sustracción de tres recién nacidos del Hospital Chiquinquirá denunciaron ayer a QUÉ PASA que el juez de control encargado del caso, Francisco López, ha suspendido en cinco ocasiones las audiencias preliminares que él mismo había acordado. El pasado domingo, Luz Daris Otero, ejecutora material de los raptos, se fugó del retén El Marite.

Nereida Torres y Claudina Salas permanecen desde hace siete meses recluidas en las instalaciones de Polisur sin que, hasta la fecha, se haya adoptado algún tipo de medida, presentación o declaración ante el juez, según señalaron los familiares de ambas.

En este sentido, indicaron que Francisco López, juez sexto de control, debería aplicar «una revisión» a la medida privativa de libertad que mantiene contra esas dos enfermeras y «permitir que sean juzgadas en libertad» por esta causa. «Ellas son inocentes», aclaman y añaden que «no hay ninguna prueba contra ellas».

De testigos a acusadas

De hecho, según su versión, Nereida Torres y Claudia Salas fueron citadas en calidad de testigos, aunque, para su sorpresa, fueron apresadas y detenidas por su aparente implicación en los delitos de organización para delinquir y trata de niños.

Por otro lado, Inés Tudela, hermana de una de las detenidas, responsabilizó al juez de la fuga de Luz Daris Otero y no se explica cómo, pese a la evasión que, supuestamente, se produjo el pasado domingo, no ha variado las medidas cautelares impuestas a las dos enfermeras.

Luz Daris Otero, según apunta, debió contar con el apoyo de funcionarios del retén El Marite, centro donde permanecía recluida, para escapar. El secretario de Seguridad y Orden Público, Jairo Ramírez, ya ha ordenado una investigación contra los funcionarios de seguridad que el pasado día 29 se encontraban de guardia en ese centro de arrestos preventivos.

Al parecer, la falsa pediatra burló los controles de vigilancia y se fugó durante las horas de visita a las detenidas.
El secuestro de los tres recién nacidos causó alarma social en Maracaibo. El hecho se produjo el pasado 1 de diciembre, en el Hospital Chiquinquirá. Luz Daris Otero, quien se hizo pasar por pediatra, sustrajo uno a uno a los tres bebés.

Un día después, los menores fueron descubiertos en un hotel de Maracaibo. La falsa pediatra, de origen colombiano, fue detenida, junto a las milicianas Ismelda Martínez y María Castellano, así como las enfermeras Nereida Torres y Claudina Salas.

Comente