En medio de una riña apuñalan 11 veces a hombre wayúu

23AAAAA
10 de agosto, 2015 - 12:28 pm
Redacción Diario Qué Pasa

Parientes de Manares González no conocen todos los detalles por el cual fue asesinado su pariente

Foto: Miguel Romero

Nueve personas, entre ellos el occiso y dos de sus hermanos, se encontraban tomando alcohol con sus vecinos, cuando al desatarse la riña los tres fueron apuñalados

Maracaibo — Un grupo conformado por nueve personas, quienes se encontraban reunidos ingiriendo bebidas alcohólicas a las 9:00 de la noche de este sábado, dentro de una vivienda en el sector Juangil del municipio la Villa del Rosario, exactamente diagonal al cementerio municipal, terminó en desgracia luego de que varios de los presentes apuñalaran al menos 11 veces a un hombre de la etnia Wayúu, identificado como Nerio Segundo Manares González, de 24 años.

Manares González fue trasladado hasta el CDI de Villa Baralt, pero ingresó sin vida.

Trascendió que de las nueve personas, dos eran hermanos del occiso y los otros seis, entre ellos dos mujeres, eran parientes de los homicidas, según narró Mayerlín Manarez, hermana de la víctima, «todos ellos eran amigos y estaban bebiendo, no sabemos qué originó la pelea, yo no estaba allí». Destacó «que por el hecho se encuentran detenidos un hombre y una mujer, de quien afirmó eran hermanos y se les conoce como Mai y Cheo, el resto de los presentes se dieron a la fuga», explicó con pesar.

De igual modo destacó que sus otros dos hermanos, quienes se encontraban compartiendo, también resultaron heridos, «a uno le cortaron la cara y el otro que es menor de edad recibió una cortada en la mano, mi hermanito logró huir de la escena», contó la hermana.

María Manares indicó que los homicidas eran vecinos desde hace seis meses, pero que se conocían desde hace tres años ya que siempre han vivido por el sector.

Malentendido

Una fuente cercana, quien prefirió no identificarse, detalló que, al parecer, la riña se desató porque los homicidas pensaron que el hoy occiso «había violado a una persona muda que se encontraba con ellos», cabe destacar que esta información no fue confirmada por ningún pariente u organismo policial.

Vida inconclusa

Manares González era el quinto de ocho hermanos, residía en el sector Los Jalisco, trabajaba como obrero en una granja de su papá, dejó un niño nonato en orfandad, ya que su mujer se encuentra embarazada.

Comente