Algunos buhoneros «pichan» a los usuarios para que sean robados

El transporte público es zona roja en Maracaibo

IMG_2426
25 de noviembre, 2016 - 11:37 pm
Haroldo Manzanilla / [email protected]

«Señores pasajeros vamos saliendo de la cárcel, no queremos herir a nadie, carteras y monederos en mano por favor»

Foto: Alfredo Chinaleong

Maracaibo.- La inseguridad, no deja de atrapar a inocentes todos los días. Los delincuentes tienen rienda suelta en las paradas y dentro de las unidades de transporte público de la ciudad.

Los ciudadanos que necesitan de los colectivos urbanos para trasladarse a sus labores de rutina, son víctimas del hampa o en su defecto del miedo que inspiran algunos sujetos que se embarcan en los buses y solicitan colaboraciones monetarias, bajo intimidaciones psicológicas, valiéndose de su temible aspecto físico, lenguaje corporal y verbal.

Son los teléfonos celulares de última generación, los objetos más demandados por los «roba buses».

Modus operandi

Uno de los métodos utilizados por los choros para cometer sus fechorías es embarcarse en los autobuses por la puerta de atrás. Ya estando dentro del automotor, el delincuente abraza a su presa, la amenaza con una supuesta arma blanca o de fuego y en voz baja le dice que le entregue sus pertenencias.

Según testimonios de algunos pasajeros, ha habido distintas reacciones de los agraviados.

Son uno o dos delincuentes, quienes interceptan las unidades, el que se monta por detrás y otro por delante para cometer el robo.

«Señores pasajeros vamos saliendo de la cárcel, no queremos herir a nadie, carteras y monederos en mano por favor», fueron las palabras de un malhechor, quien junto a otro compinche con pistolas en mano, abordaron la ruta de Cuatro Bocas, sentido norte-centro y atracaron a sus pasajeros.

Los pasajeros evitan montarse por la puerta trasera, ya que es el sitio preferido de los choritos

Los pasajeros evitan montarse por la puerta trasera, ya que es el sitio preferido de los choritos

 Hablan los pasajeros

Mariana Domínguez, asidua de la ruta en cuestión, manifestó que ese día los bandidos hicieron arraso, llevándose entre 10 a 15 celulares y varias carteras de hombres y mujeres.

Por su parte, Rolando González, usuario de la ruta Panamericano, reveló que en una oportunidad, un chorito quiso quitarle el teléfono a un joven universitario y este alertó a los demás pasajeros que iban en el bus y entre todos bajaron al ladrón a golpes de la unidad.

Juan José Rodríguez: «Yo uso frecuente las rutas de Palo Negro o Balmiro León porque vivo en el sector Palo Negro, si he escuchado de robos dentro de estos buses, pero a mí no me ha tocado vivir uno».

Heber Blanco: «La línea que habitualmente uso es la de Paraguaipoa Maracaibo, en la cual ya he sido víctima de robos dos veces. Los atracadores aprovechan las personas que están en la parte de adelante de los buses porque de ahí se les hace más fácil escabullirse en las paradas».

Eduardo Fernández: «A diario y a cada rato se baja gente en esta parada manifestando haber sido víctimas de atracos en los buses, de todas las rutas que pasan por aquí, nadie se salva».

El robo más común consiste en que el hampón se embarca en la unidad y despoja a su víctima de sus pertenencias, sin que esta se dé cuenta.

«A veces se montan dos, el que va de primero hace el simula que se tarda al subir sin dejar pasar a su carnada, mientras que al mismo tiempo, el otro malandro va ganando tiempo detrás de la víctima y aprovecha para sustraerle sus objetos de valor», así lo dio a conocer otro vendedor ambulante de unas de las paradas.

No obstante, en los autobuses, se montan sujetos solicitando colaboraciones, indicando que van saliendo del retén o cualquier otro recinto penitenciario y los pasajeros acceden a darles dinero por temor a que el solicitante cometa una acción de carácter violento.

La mayoría de los pasajeros que toman las rutas de Panamericano, Cuatro Bocas, Balmore Rodríguez, El Moján desde la parada del centro, ubicada en el casco central, a un lado del centro comercial SIMA, expresan que los buhoneros que hacen vida allí, son los que «pichan» a los usuarios con los atracadores.

«Los vendedores ambulantes le hacen seña a los delincuente si le ven algún objeto de valor a una persona» indicó una joven estudiante que hace uso del colectivo.

Las rutas de San Jacinto tampoco se salvan de los constantes robos a los usuarios

Las rutas de San Jacinto tampoco se salvan de los constantes robos a los usuarios

 Los intocables

Entre 10 a 15 presuntos roba buses hacen vida en la esquina de la avenida 5 de Julio con Delicias, frente a Citibank. Los sujetos se sientan en la acera todos los días, sobre todo en horas pico, de 4:00 a 6:30 de la tarde para pescar a sus presas. Solamente se ve cuando interceptan a las personas para atracarlas, bajan y suben de los buses como si nada, por lo que los transeúntes de la zona suponen que los criminales están aliados con algunos colectores.

Cabe destacar, que el mencionado lugar tiene mucha afluencia de trabajadores y estudiantes, quienes en demasiadas oportunidades han denunciado la situación de zozobra que viven allí, pero las autoridades al parecer hacen caso omiso al problema.

Funcionarios de los distintos cuerpos de seguridad de la localidad, no patrullan por el sector y los ladrones se aprovechan de tal situación para hacer de las suyas.

 

 

 

 

 

Comente