Educadora mató a su marido de una puñalada en el pecho

?????
25 de junio, 2017 - 7:27 pm
Wilson Alvarado / [email protected]

En medio del llanto, según relataron los vecinos, la dama manifestaba que había apuñalado a su marido por que la estaba ahorcando. «Yo me defendí, nunca quise matar a mi negrito», serían las declaraciones de la mujer ante sus vecinos

Foto: Paola Chirinos

Maracaibo— Lo que sería una noche de tragos, terminó empapada en sangre. En horas de la madrugada de este domingo vecinos del sector Agua de Dios, parroquia Cacique Mara, amanecieron envueltos en una tragedia.

Allí, la maestra de educación especial, Mónica Masiel Abreu Rivera, de 39 años de edad, a quien vecinos señalaron de vivir una vida tormentosa al lado de su pareja sentimental,  salió a las 3:50 de la madrugada de su humilde vivienda, cubierta de sangre, con un cuchillo en la mano y con voz despavorida en señal de auxilio, que de haber sido prestados por los vecinos hubiesen sido en vanos; pues la muerte estaba presente en la barriada.

El hecho

La mujer, recibió a su  concubino identificado por las autoridades como Luis Alberto González Correa, de 29 años de edad, quien llegó bajo los efectos del alcohol, después de haber dejado encerrada a su pareja, durante 10 horas.

González al ingresar a su casa, comenzó a discutir con su pareja en medio de la oscuridad. Los gritos, según testimonios de los vecinos, aumentaban al pasar de los minutos. De pronto un silencio paralizó la algarabía que se apoderaba del sector. «Ayudénme, ayudénme, yo no lo quería hacer», eran las palabras que repetía sin cesar Mónica en medio de la calle polvorienta.

Los vecinos sorprendidos al ver a la mujer llena de sangre, corrieron al interior de la casa y consiguieron tendido boca abajo el cuerpo sin vida de González.

En medio del llanto, según relataron los vecinos, la dama manifestaba que había apuñalado a su marido por que la estaba ahorcando. «Yo me defendí, nunca quise matar a mi negrito», serían las declaraciones de la mujer ante sus vecinos.

Una testigo que prefirió el anonimato indicó que el agraviado quedó con vida en el sitio. «Mientras Alberto agonizaba, Mónica estaba sobre su cuerpo, ella lo acariciaba y él le decía que no lo dejara morir», relató la mujer rodeada por una muchedumbre.

La novedad fue notificada a funcionarios del Cuerpo de Policía Bolivariana del Estado Zulia  (CPBEZ), quienes resguardaron la escena y detuvieron a la mujer. Posteriormente funcionarios de la policía científica acudieron al sitio, colectaron las evidencias y trasladaron a la implicada en el crimen hasta los calabozos del CICPC, donde deberá enfrentar a la justicia al ser puesta a la orden del Ministerio Público (MP). Detectives a cargo del caso informaron que el fallecido tenía denuncias por parte de su pareja por violencia de género.

El cadáver fue trasladado a la morgue de LUZ para la necropsia de ley, donde se apostaron sus deudos, después de desvalijar la casa donde se vivió días de pasión, golpes y muerte.

Comente