Se enfrentaron al CICPC en Altos de Jalisco

Duro golpe para «El Tren del Norte»: Cayeron tres integrantes

15a
14 de junio, 2017 - 10:38 pm
Mayerlin Barboza / [email protected]

«El Wilson», «El Guajiro» y «El Chichito» desobedecieron la voz de alto que le cantaron los funcionarios. Se «enconcharon» en una casa y desde allí dispararon a la comisión

Foto: Referencial

Maracaibo — Una fractura en las oscuras y hamponiles filas de la banda «El Tren del Norte» se suscitó la tarde de ayer, en la calle 20, sector Altos de Jalisco, parroquia Coquivacoa, toda vez que tres de sus integrantes se enfrentaran a tiros con funcionarios del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (CICPC).

«El Wilson», «El Guajiro» y «El Chichito», son los alias  de los hoy occisos, quienes omitieron la voz de alto que le cantaron los funcionarios cuando fueron precisados transitando por la referida dirección a bordo de un vehículo, marca Chevrolet, modelo Malibú.

Según el parte policial, una vez que los maleantes notaron la presencia de la autoridad, descendieron del vehículo y con armas de fuego en mano se intentaron «enconchar» en una casa de la referida zona.

Allí los detectives les exigieron que salieran con las manos en alto y que soltaran las armas, pero el trío hamponil desobedeció la orden y disparó contra los agentes.

En vista de esto, los sabuesos repelieron el ataque y se produjo un fuego cruzado, las balas que iban y venían alcanzaron a los delincuentes, dejándolos malheridos.

A bordo de la unidad radiopatrullera, la comisión los trasladó al Hospital Dr. Adolfo Pons, pero allí los galenos de turno certificaron su deceso.

Se conoció que los liquidados estaban sindicados por los delitos de extorsión,  cobro de vacunas y asesinatos por encargo.

La «superbanda» del Zulia

Con este seudónimo se adjetivó esta organización hamponil. Apodo que se fue ganando puño a puño con cada homicidio y venganza por extorsión que se atribuyó.

Sus integrantes roban y extorsionan, cobran vacunas a los comerciantes, a dueños de residencias y hasta en los puestos de perrocalientes. Ejecutan sicariatos y se enfrentan a otros grupos criminales por el control.

Es la banda delictiva más grande de la capital zuliana.

Las autoridades señalan como cabecilla principal a «El Mocho Edwin», expran de la extinta cárcel de Sabaneta, ahora recluido en la cárcel de Tocorón, en el estado Aragua.

 

Palabras clave
,

Comente