Dueña de guardería se defiende

1771_22A
28 de octubre, 2015 - 6:06 pm
Redacción Diario Qué Pasa

Aisly Sánchez destaca que de ahora en adelante exigirá informes médicos de los niños

Foto: Carmen Salazar

San Francisco — La propietaria de la guardería «Morada de luz y saber», Aisly Sánchez, salió al paso ante las acusaciones de los familiares del fallecido niño, Alexànder  Guanipa,   de 18 meses, quien lamentablemente falleció por muerte súbita mientras permanecía en las instalaciones de dicha institución.

La profesional destacó que hace 15 días el niño presentó dos vómitos e inmediatamente llamó a su progenitora para que fuera a retirarlo, esta lo buscó y no lo llevo más hasta el viernes, día de la tragedia. «Llegó a la 1:00 de la tarde y traía una galleta y un juguito; ya venía comido y bañado, porque él solo venía prácticamente a descansar, pero aún no se adaptaba a la rutina que tenemos en la guardería».

Sánchez, quien también asiste a la Iglesia cristiana e imparte en su institución las enseñanzas religiosas, comentó que ella estaba reuniendo para devolverle el dinero de la inscripción a la madre del niño, porque sentía que el pequeño no iba a acostumbrarse. Continúo contando que el viernes el niño vomitó la galleta y el jugo,  y comenzó a llorar sin consuelo. Su hija, quien la acompaña en las tareas de la guardería, lo consoló hasta calmarlo y dejarlo dormido en su cuna. A eso de las 3:00 de la tarde, Sánchez  le dice a su hija que comenzara a despertar a los niños porque a las 4:00 llegaban los padres a buscar a los pequeños. La joven buscó a Alexànder y esta lo sintió «aguadito» y corrió hacía a su madre para participarle  que el niño parecía que se había desmayado.

En ese momento, el esposo de Sánchez llevó de inmediato al niño al ambulatorio de El Silencio, donde les dijeron que no había nada que hacer, el pequeño había muerto. Recalcó Sánchez que en principio el doctor de guardia presumió que la muerte fue por broncoaspiración, pero no fue sino hasta el sábado a las 11:00 de la mañana cuando la necropsía de ley arrojó la realidad del fallecimiento: muerte natural o muerte súbita.

Ese mismo día, a las 2:00 de la tarde la trasladaron a los tribunales y el juez determinó que no había elementos, ni pruebas que responsabilizaran a los propietarios de la institución infantil.

Apoyo comunitario

Los representantes y vecinos de los dueños de la guardería dieron un apoyo rotundo ante lo sucedido y a pesar que Sánchez los convocó para anunciar el posible cierre de la institución estos se negaron y dijeron que no sacarán a sus hijos porque consideran que tienen un buen cuidado y se sienten seguros de dejarlos en sus manos.

En cuanto a los cuestionamientos sobre su falso profesionalismo, Sánchez mostró toda su documentación que la acredita como Licenciada en educación, egresada de la Universidad Cecilio Acosta (Unica), T.S.U en Preescolar del UNIR y Maestría en Orientación educacional de la Universidad del Zulia (LUZ).

Comente