Dos muertos y 15 heridos en la Lara-Zulia

1500_23A1_01
21 de enero, 2015 - 12:07 pm
Redacción Diario Qué Pasa

La tragedia se registró a las 5:00 de la mañana de ayer. La parte de atrás de la unidad se desprendió por completo cobrando las dos vidas inocente

Foto: Delsy Fernández

Dos personas fallecidas y al menos 15 heridos fue el resultado de un accidente ocurrido a las 5:30 de la madrugada de ayer, a la altura del distribuidor Punta Iguana, en la carretera que conecta los estados Zulia y Lara. El autobús de la línea Unión 23 de Enero se salió de la vía y se volcó, provocando la muerte de Wílmer Barrera (23 años) y una mujer, de quien no se ha establecido la identidad.

COL — La imprudencia frente al volante, la falta de consciencia y la irresponsabilidad de un conductor cobró la vida de dos personas y dejó a otras 15 heridas, entre las que se encuentran al menos cinco niños.

El hecho se registró a las 5:30 de la mañana de ayer en el distribuidor Punta Iguana de la carretera Lara-Zulia, cuando el conductor de un autobús encava de la línea Unión 23 de Enero perdiera el control de la unidad, pues manejaba presuntamente bajo los efectos del alcohol, según lo manifestado por varios testigos de la tragedia.

Una de las personas fallecidas quedó identificada como Wílmer Barrera Martínez (23), alias «La Sharon», quien así se identificó por su condición de travesti antes de fallecer y quien viajaba en compañía de dos amigos más, en los últimos puestos del vehículo.

De la otra víctima se desconoce su identidad, sin embargo trascendió que era una madre de dos niños quien viajaba con su esposo y los dos menores, quienes se encuentran debatiéndose entre la vida y la muerte en la sala de trauma shock del Hospital General del Sur hasta donde fueron trasladados.

El esposo de la occisa responde a la identidad de Roberto Mijares, mientras que su hijo de apenas siete meses de nacido lleva el mismo nombre, el otro pequeño cuenta con 8 años y no se conoció su identidad.

Experiencia aterradora

Otro de los heridos responde al nombre de Oscar Arrieta (20), quien se trasladaba en el autobús con su amigo Daniel Nava (21), éste narró que «la experiencia fue horrible, el chofer venía drogado, bebido y sin consideración, más de tres veces le dijimos que por favor manejara con cuidado, pero todo finalizó en una desgracia».

Su amigo se fracturó la pierna derecha y también es atendido en la sala de emergencia del referido centro de salud.

Dosilda Roca (45), Oswen Quintero (7) y Sheirin Roca (13), también resultaron heridos y afortunadamente ya se encuentran estables. La madre se cortó la pierna izquierda, el menor de 7 años quedó inconsciente en el hecho tras golpearse la cabeza, y la niña de 13 recibió un fuerte golpe en el oído que le produjo una hemorragia.

Hansel Torres, hijo y hermano de los heridos, narró el suceso como «lo más horrible de mi vida, ese chofer manejaba borrachísimo y drogado, yo le dije que qué le pasaba pero me salió con groserías».
Torres aseguró que más de 15 personas estaban heridas.

Se supo que el chofer de la unidad perdería el control del vehículo y cayó en una cuneta.

«La parte de atrás del autobús se desprendió toda, ahí vi al chamo que murió agonizando, muchas personas salieron volando».

Los mismos testigos de la tragedia afirmaron que tras el accidente, vieron escapar al chofer, quien aparentemente no presentó heridas y minutos después tras observar a su copiloto ayudando a los heridos éste también escapó corriendo del lugar.

El hecho fue atendido por al menos diez ambulancias y también efectivos de Tránsito Terrestre, así como funcionarios del Cuerpo de Policía Bolivariana del estado Zulia.

Autoridades policiales se encuentran tras la pista del chofer abusador y su copiloto.

Dosilda Roca (45) y Daniel Nava (21), pasajeros del «bus del terror», narraron los momentos de angustia


Fotos: Delsy Fernández

«Vi a las personas tiradas en la carretera»

Desde la sala de espera del Hospital General del Sur  (HGS) de Maracaibo, Hansel Torres,  uno de los 31 pasajeros que se desplazaban en la unidad con sentido Caracas-Maracaibo, manifestó horrorizado que en el momento del siniestro trató de mantener el equilibrio apoyándose entre el asiento y una de las paredes del autobús.

«Cuando vi a mis hermanitos y a mi madre heridos los socorrí y los saqué del bus».

Asimismo,  agregó haber visto más de 15 personas heridas «traté de ayudarlos a todos, pero no los quise mover por temor a que estuvieran fracturados».

Del resto de los heridos se desconocen las identidades, pues algunos fueron trasladados a varios centros de salud cercanos, mientras que otros hasta el HGS.

Este tipo de sucesos no es la primera vez que enluta la vida de familias venezolanas en la carretera Lara-Zulia, pues los medios de comunicación han reseñado en reiteradas oportunidades como la imprudencia frente al volante, así lo ha propiciado.

Comente