La familia aun no asimila el lamentable hecho que acabó con los pequeños de la familia

Dolor, rabia y llanto en la despedida de los niños Villarreal

SUC - 080117 - VELORIO NIÑOS MUERTOS EN ACCIDENTE - A CHINALEONG (3)
8 de enero, 2017 - 4:10 pm
Wilson Alvarado / [email protected]

Mientras los dos hermanos, dos primos y el tío eran velados, una trágica noticia golpeó de nuevo a la familia: una pariente de los cinco primeros  fallecidos, murió hoy a las 12:30 de la noche en el Hospital Universitario de Maracaibo (HUM)

Foto: Alfredo Chinaleong 

Maracaibo – El dolor no cesa. Las lágrimas siguen impregnadas en los rostros de la familia Villarreal, quien de manera repentina y lamentable  ha perdido a seis miembros de su familia en menos de 24 horas, tras el lamentable siniestro ocurrido ayer a las 8:00 de la mañana en el municipio Mara.

«Ay Dios mío, porque nos pasó esta desgracia», son los lamentos que se escuchan en la humilde vivienda donde son velados los hermanitos Deiver Gabriel Villarreal Castro, de 14 años, y Deivi Enrique Villarreal Castro, de 9 años.

Ambos cuerpos reposaban dentro de sus viviendas. Allí, dos urnas y vistosos ramos de flores y globos coloridos colman el angosto espacio de la sala.

En un féretro blanco, donde se apreciaba una pista de carrera, se encuentra el cuerpecito de Deivi, a quien parientes con la voz entrecortada describieron como carismático y risueño.

El pequeño de la casa, a quien cariñosamente llamaban «Bebé», cursaba tercer grado en la Unidad Educativa Moral y Luces. Sus parientes lamentan que su futuro haya quedado truncado por una mala jugada del destino.

Lea también:  Tragedia: Viaje familiar culminó con cuatro niños y un adulto muertos en Mara

A un lado de la pequeña urna, está el féretro de Deiver. Varias pancartas con mensajes de despedidas lo rodeaban. «Deiver Dj, El del Make», se repite una y otra vez. Sí, el Dj de la familia, recordado por gustarle mezclar músicas, crear canciones, es despedida por decenas de parientes y amigos del sector La Manzana.

SUC - 080117 - VELORIO NIÑOS MUERTOS EN ACCIDENTE - A CHINALEONG (14)

Las calles lloran la pérdida de estos ángeles. La barriada está convulsionada y los habitantes llegan por docenas a despedir a las criaturas.

SUC - 080117 - VELORIO NIÑOS MUERTOS EN ACCIDENTE - A CHINALEONG (11)

Dolores latentes

El mismo escenario de dolor está impregnado a tres casas de la primera ubicación. Allí, el cuerpo del pequeño Yoicker José Villarreal Cerrada, de 8 años de edad, es velado en medio de la sala de su casa, donde su madre Yuceris Cerradas se estremece del dolor que le causa la pérdida de su «Negro».

«Mi negrito, ahora quién va a dormir conmigo». «Dios mío, mándame la muerte para poder superar este dolor tan inmenso», repite Yuceris, mientras las lágrimas se deslizan por su rostro y caen sobre el vidrio de la urna, la cual acaricia sin cesar; Yuceris le pide a su hijo que se levante para que le dé un beso.

SUC - 080117 - VELORIO NIÑOS MUERTOS EN ACCIDENTE - A CHINALEONG (15)

La pequeña Maricarmen Rincón Castillo, de 12 años, quien falleció en el mismo siniestro, se unió a sus parientes en la misma circunstancia. Su cuerpo salió de la morgue forense dentro de una pequeña urna, la cual fue puesta en la sala de su casa, ubicada en el mismo sector.

El tío de los pequeños, Ricardo José Castro Rojas, de 27 años, también fallecido es velado en la calle del fondo entre un profundo pesar.

Desgracia

La desgracia no para. La oscuridad en la que se encuentra la familia pareciera no culminar. Luego del fallecimiento de  los primeros cinco señalados, se une a la lista de la mortandad, la pequeña Donailes Patricia Cerrano Guedez, de 8 años, (prima de los primeros niños fallecidos) quien murió hoy a las 12:30 de la madrugada, producto de una hemorragia interna.

Deivi Villarreal Castro, padre de los hermanitos fallecidos, manifestó con una voz entrecortada, que todos sus parientes serán sepultadas mañana a las 11:00 de la mañana en el cementerio San Sebastián.

Delicados

De las doce personas que resultaron heridas de gravedad, nueve han sido dados de alta. Sus condiciones son estables.

Yoel Villarreal, de 12 años, hermano del fallecido Yoicker, se encuentra luchando entre la vida y la muerte en el Hospital Universitario de Maracaibo (HUM). En el mismo centro médico sigue recluido Nadie Guedez Martínez, quien está recluida en UCI, debido a una hemorragia interna que la mantiene al vilo de la muerte.

Parientes le claman a Dios que cese la muerte para aminorar el dolor que los mantiene vivo por el resto de los niños que quedaron con vida.

En contexto

Como se recordará el sábado, la familia Villarreal se dirigía al rio Cachiri, cuando la explosión del caucho trasero derecho, conllevó a que Deivis Villarreal, padre de los hermanos  Villarreal, perdiera el control del volante y se volcaran en la via de Cuatro Boca, parroquia La Sierrita del municipio Mara.

En el siniestro cinco personas murieron en el sitio, cuatro niños y un adulto. 12 personas resultaron heridas y trasladadas al Hospital Dr. Adolfo Pons. Una de ellas falleció; nueve fueron dados de alta, mientras un niño y una mujer se debaten entre la vida y la muerte en el HUM.

IMG-20170107-WA0005

 

 

 

 

 

 

NOTICIAS SUGERIDAS

Cargando...

Comente