En hechos similares, en Cabimas mataron a cuatro miembros de una familia también por un dinero guardado

Dólares manchados por la sangre: sobrino del Dr. Mago fue detenido por ser el presunto autor del crimen

Dr Mago
7 de marzo, 2018 - 2:24 pm
Madelein Faría / [email protected]

El testimonio de la testigo principal y el video de una cámara de seguridad fueron piezas claves para que el Eje de Homicidios del CICPC Maracaibo resolviera el caso en tiempo récord

Foto: Cortesía

Maracaibo — Resulta increíble ver el alcance que la codicia puede tener en el ser humano y lo que es capaz de causar la desesperación por conseguir dinero fácil.

¡Unos dólares! Ese fue el motivo por el cual le segaron la vida al reconocido médico cirujano Levy Antonio Mago Rodríguez (62), director (e) del Hospital Coromoto de Maracaibo, y no solo eso, también su hermana Sirenia del Valle Mago Rodríguez, de 51 años de edad, resultó lesionada de gravedad en el mismo hecho.

Ambos fueron atacados a puñaladas y golpes por tres sujetos, según información confirmada por los organismos de seguridad de la región, quienes aseguraron que uno de los presuntos autores materiales resultó ser nada más y nada menos que Jesús Miguel Campos Mago, de 24 años, sobrino de las víctimas, hijo de una hermana de los Mago.

Lea también: Asesinaron a puñaladas al director del Hospital Coromoto

Se le cayó la coartada

El sujeto fue detenido este lunes por efectivos adscritos al Eje de Homicidios del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (CICPC) subdelegación Maracaibo, quienes lograron dar con su ubicación en una vivienda sin número del barrio Cecilia Cuello, parroquia Venancio Pulgar, al oeste de la capital zuliana, donde se encontraba «enconchado» en actitud tranquila y sin oponerse a ser esposado.

Representantes oficiales del organismo confirmaron la información a QUÉ PASA, aseguraron que el sindicado actuó en complicidad con otros dos «compinches», identificados por la policía científica como Miguel Alejandro Villazón Mejías, de 20 años, y Heli Saúl Montiel Briceño, de 33 años de edad; éste último fue ultimado el pasado sábado 3 de marzo, cuando se enfrentó a mano armada a funcionarios de Polimaracaibo en el sector Cuatricentenario.

Lea también: Abatido «Toro mocho», el asesino del Director del Hospital Coromoto

Fuentes oficiales del CICPC informaron que las averiguaciones determinaron en primera instancia, que el joven sindicado tenía conocimiento de que el galeno guardaba cierta cantidad de dólares en la vivienda propiedad de su hija, dinero que utilizaría para viajar al exterior precisamente para visitarla a ella, y que al parecer Jesús Miguel planificó una coartada con Villazón y Montiel para ingresar al inmueble de su tío y someterlo para simular un robo, despojarlo del dinero y de sus pertenencias.

Hasta el cierre de nuestra edición Villazón continuaba evadido de las autoridades. En nuestra entidad se desplegaron comisiones  de los diferentes entes policiales y castrenses de extremo a extremo, para crear un cerco de seguridad que impidiera la salida del sujeto a otro estado o fuera del país.

QUÉ PASA lo reseñó primero

Tal y como lo reseñara de manera exclusiva este rotativo el pasado domingo, mediante entrevista realizada por nuestro equipo reporteril a los sabuesos del CICPC, estos indicaron el viernes 2 de marzo, que las pesquisas desarrolladas apuntaban a que uno de los principales testigos claves era el familiar aprehendido, pues según información recabada por los oficiales, era quien más frecuentaba al galeno y a su hermana Sirenia, que vivía con él.

Lea también: Sobrino del doctor Levy Mago detenido por ser el presunto autor material del crimen

Ese mismo día que se registró el homicidio y a su vez el homicidio frustrado, el joven se encontraba en las afueras de la medicatura forense de Maracaibo y se rehusó a dar declaraciones a los medios de comunicación, mostrándose afligido por la muerte de su tío, solo se limitó a decir que su otra pariente (Sirenia) se encontraba grave.

CICPC en tiempo récord

Afortunadamente, la fémina logró sobrevivir a la gravedad de las heridas y aparentemente fue quien logró reconocer a uno de los verdugos, pero no solo su testimonio fue la pieza clave para que los funcionarios del Eje de Homicidios resolvieran el caso en tiempo récord; otras dos evidencias sirvieron para armar el rompecabezas de este caso tan dramático: la grabación de una cámara de seguridad y las huellas macabras que dejaron los señalados como autores del hecho en la escena del crimen.

Ayer mismo el cruel sobrino fue presentado ante los tribunales judiciales en el casco central de Maracaibo para iniciar el proceso penal correspondiente.

En contexto

Como es de recordar, el día de la fatalidad, el profesional de la medicina Levy Mago, máxima autoridad del Hospital Coromoto, fue vilmente asesinado en el propio town house de su hija, donde habitaba junto a su hermana desde hace diez meses aproximadamente, situado en una urbanización cerrada de la calle 5 con transversal A y B de Mara Norte, en Maracaibo.

Su sobrino, quien esporádicamente se quedaba a dormir en el referido lugar, llegó en horas de la medianoche del viernes, y según algunos vecinos, estaba acompañado de otros dos hombres, llamó a su familiar para que abriera la puerta y éste con toda confianza accedió a abrirle sin saber lo que le esperaba.

Una vez dentro del inmueble los tres agresores atacaron con puños al médico y posteriormente le asestaron diez puñaladas certeras, que acabaron con su vida en cuestión de segundos.

A Sirenia la hirieron  después, cuando presa de los nervios comenzó a gritar para pedir ayuda, lo que alteró a los delincuentes, quienes sin piedad le propinaron tres puñaladas con el mismo objeto punzocortante, que la dejaron malherida.

Algunos curiosos avistaron al trío de «choros» cuando partieron del sitio cerca de las 2:00 de la mañana, y «erradamente» dejaron la puerta principal semiabierta, lo que causó sospecha en los moradores que al acercarse a town house se toparon con el macabro suceso.

La fémina fue recluida en el mismo centro de salud que su hermano dirigió hasta su último día de vida, actualmente se recupera de las heridas y permanece bajo observación médica y resguardo policial.

No hay crimen perfecto

Este acontecimiento fatal se asemeja a dos crímenes registrados en Cabimas y San Francisco respectivamente.

En el primero, cuatro miembros de una familia, dos adultos y dos niños, fueron asesinados a puñaladas y porrazos por tres hampones el pasado 14 de enero, entre ellos, un sobrino de las víctimas mayores, quien al enterarse que su tío poseía 4 mil dólares de un vehículo que había vendido, planeó el robo que se les escapó de las manos al saberse reconocidos. Una semana después de este suceso uno de los verdugos fue dado de baja por el CICPC Cabimas en un careo, mientras que los otros dos implicados fueron apresados y permanecen detenidos.

En el segundo caso acaecido en el mes de noviembre de 2017, Magdalena del Valle Mejía La Cruz, de 48 años, fue estrangulada y enterrada en el patio de la urbanización South Park, municipio San Francisco.

Su propio jardinero fue señalado como el autor del crimen, las averiguaciones del CICPC permitieron descubrir que el sujeto estaba al tanto de que la dama guardaba, como en los casos anteriores, unos dólares, y la sometió para robarla, el hombre fue atrapado y está detenido.

La tan cotizada moneda extranjera está cortando lazos familiares de la manera más sangrienta y despiadada. Insólitamente ya no hay sentimientos que valgan ante la avaricia, pero tampoco hay homicidio que se escape de ser resuelto por los sabuesos de la policía científica.

NOTICIAS SUGERIDAS

Cargando...

Comente