Fue raptado en una panadería y luego lo acribillaron en una playa del sector

De múltiples balazos asesinan a joven con retardo mental

SUC---290916---MUERTO-RICHARD-CENTENO---PLAYA-SAN-BENITO---CUBILLÁN-(27)
30 de septiembre, 2016 - 10:10 am
Wilson Alvarado / [email protected]

Richard era el mayor de tres hermanos. Sus parientes y vecinos lo recordaron como un joven muy querido, tranquilo y trabajador

Foto: Wilmer Cubillán

Maracaibo — Jamás pensó que sería su último manda′o. Ocho hombres armados hasta «los dientes» secuestraron durante minutos y posteriormente asesinaron, la mañana de ayer, a un joven de 20 años de edad, identificado como Richard José Centeno, quien se encontraba haciendo un manda′o en la panadería La Venecia de Hoy, ubicada en los fondos de las playas del sector San Benito, callejón Ecos del Zulia, parroquia Coquivacoa.

Según testigos del hecho, el joven llegó al establecimiento a las 7:00 de la mañana. Cuando levantaron la «santamaría» del referido establecimiento, donde fue el primero en ser atendido, 15 panes y un trozo de queso le fueron servidos, pero su objetivo no prosperó. Al salir, el joven fue sometido por varios hombres, quienes lo golpearon y montaron en una lancha con rumbo desconocido, sin importarles que eran vistos por pocos vecinos que presenciaron la escena brutal.

Ante la salvajada, los testigos notificaron lo sucedido a un pariente de la víctima, quien desesperado comenzó a buscarlo. A las 8:00 de la mañana la noticia de la muerte de Richard corría como pólvora en la barriada polvorienta que convulsionó ante la atrocidad que vuelve a enlutar a los habitantes de Santa Rosa de Agua, donde habitaba el joven.

Richard fue hallado sin vida y con múltiples impactos de bala a escasas playas de donde fue raptado. Su cuerpo estaba tiroteado dentro del estadio Elio Huerta Núñez, ubicado en el terreno de la playa San Benito II.

Allí, el cuerpo estaba ensangrentado boca arriba, con su cabeza inclinada hacia su hombro izquierdo, ubicando su cara hacia las orillas del balneario, mientras su jean azul, chemís negra estaban llenos de arena teñida de sangre al igual que sus pies descalzos.

Las líneas de demarcación del cuadrante de juego quedaron manchadas por los charcos de sangre que se evidenciaron entre la segunda y tercera base que han sido pisadas por decenas de jóvenes que practican deporte.

Al sitio acudieron familiares de la víctima, quienes llenos de lágrimas no daban crédito a la dantesca escena que quedó grabada en sus memorias. «Él era un muchacho tranquilo que no se metía con nadie (…) Tenía problemas de retardo mental, solo ayudaba a la gente del barrio haciéndoles los manda′os para las tiendas», manifestó el abuelo del infortunado.

Trabajadores del lugar donde ocurrió el crimen, quienes prefirieron el anonimato, manifestaron que al joven lo bajaron entre varios hombres de una lancha y luego lo mataron. «Le dieron unos golpes y lo llevaron arrastrado desde la orilla hasta la segunda base de la cancha (…). Cuando llegaron en ese lugar lo lanzaron a la tierra y le dispararon varias veces», apuntó un trabajador.

Los identifican

Ante la salvajada cometida el equipo reporteril de QUÉ PASA acudió al lugar donde fue raptado Richard. Allí, testigos oculares del hecho revelaron que los hombres que se llevaron y asesinaron al joven pertenecen a la banda «Los Orejitas».

Varios vecinos de la localidad, quienes resguardaron su identidad por temor a represalias, apuntaron que los verdugos de Richard Centeno son Jonathan Oquendo, alias «Orejita»; Armando Nava Arias, alias «Ampay»; Jarry Paz, Renny Nava, alias «El Chicho»; y Ronald García, de los otros tres no aportaron la identidad. La fuente indicó que todos residen en el sector El Manaure, callejón Chowi.

Funcionarios del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (CICPC), luego de levantar el cadáver, junto a funcionarios del Cuerpo de Policía Bolivariana del Estado Zulia (CPBEZ), acudieron a la barriada para entrevistar a los propietarios del local y a los vecinos del sector, quienes detallaron lo ocurrido.

Hasta ahora, los funcionarios desconocen las motivaciones del crimen.

Richard era el mayor de tres hermanos. Sus parientes y vecinos lo recordaron como un joven muy querido, tranquilo y trabajador.

NOTICIAS SUGERIDAS

Cargando...

Comente