Les pasaba el pene por todo el cuerpo

Conozca el testimonio de las víctimas de «El Gozón»

15a
15 de octubre, 2016 - 9:52 am
Redacción Sucesos

Una de las víctimas de «El Gozón» rompió el silencio y detalló paso a paso el infierno que le tocó vivir. «Me violó acatando órdenes de su amigo»

Foto: Wilmer Cubillán

Maracaibo — Por obvias razones de seguridad los nombres de las víctimas no pueden ser revelados. Una de las 30 mujeres presuntamente violadas por alias «El Gozón», declaró en la sede del CICPC y aunque todavía se encontraba aterrada, decidió romper el silencio y cree firmemente que los victimarios son pareja.

«Parecían tipos normales, se decían papi el uno al otro. Quien daba las órdenes de lo que debía hacerse era su amigo, a quien no le vi la cara nunca porque tenía puestos lentes oscuros y una gorra que le tapaba casi toda la frente».

Eran las 6:30 de la tarde cuando la joven de 19 años salió de Urbe y decidió tomar un taxi, específicamente el Chevrolet Épica, color verde, placas AA471CV, propiedad de Miguel Ángel Fuminaya Molina, alias «El Gozón» (32).

«Hablaba por teléfono, le decía a alguien que lo esperara donde siempre, que pasaría por él en cuanto se desocupara, pero no tuve malicia, no imaginé que planeaba algo». Dijo la muchacha.

El aberrado hombre tras haber recorrido unas cuadras se desviaba en un descuido de su presa.

Allí, rápidamente se embarcaba su amigo. «Un enfermo mental que me dan ganas de matar».

La joven afirma que el amigo, de quien asomó la posibilidad pueda ser su pareja sentimental, se montó en la parte trasera con ella y luego dentro del carro cambiaron de puestos.

El amigo pasó a manejar y el supuesto taxista se pasó al asiento trasero con ella.

«Me mostró un destornillador amarillo y me dijo que si me portaba bien no me iba a pasar nada, pero que si me metía a loca me clavaba el destornillador en el estómago», recordó la muchacha llorando.

Acto seguido «El Gozón» le preguntó a su presunta pareja ¿Qué hago ahora?

«Dile que se quite la ropa y pásale el pene por los senos, rápido». Serían las palabras que el enfermo mental le habría dicho a Fuminaya.

Así lo hizo «tuve que apretar los dientes, solo quería matarlo, pero me daba miedo que me clavara el destornillador. Me dio dos nalgadas, el de adelante le decía más rápido, despacio, grité, lo mordí, y me dijo otra vez que me iba a clavar el destornillador.

Me violó, sentí asco, su amigo miraba todo por el retrovisor mientras manejaba, no sabía dónde estaba, se me hicieron eternas las horas».

Minutos después, cuando ya sentía que había rodado mucho la dejaron abandonada en unos matorrales por la avenida Guajira.

«Antes de irse me tiró en la cara mil bolívares y me dijo que era para el pasaje».

«Tomé fuerzas y caminé varias cuadras, no recuerdo cuántas, llegué a una casa les dije que me atracaron y pedí prestado el teléfono, llamé a mi novio y fue por mí, desde ese día mi vida no ha sido igual».

Este es uno de los testimonios de las más de 30 mujeres víctimas del hombre.

Prueba tricolor

Una fuente ligada al caso, informó a QUÉ PASA, que la mañana de ayer, 10 jovencitas acudieron a la sede del CICPC-Zulia donde fueron sometidas a una «experticia tricolor», la cual trata de constatar que no posean ningún problema en la vista y que en efecto estén identificando a su agresor.

Las víctimas procedieron a realizar una ronda de reconocimientos.

Trascendió que el sujeto se quiere «bajar de la mula» para empolvar el caso.

NOTICIAS SUGERIDAS

Cargando...

Comente