Los asesinos intentaron matar también al hijo mayor de la mujer

Con tiros en la cabeza liquidan a pareja mientras dormían

14A
7 de agosto, 2016 - 12:02 pm
Génesis Rosario / [email protected]

Al parecer las víctimas se quedaron con un dinero, el cual provenía de la venta de una droga y por ello fueron ultimadas la madrugada de este sábado en San Francisco

Foto: Alfredo Chinaleong

San Francisco — En una pequeña pieza de bloques, con láminas de zinc y tan solo una puerta de madera como protección, dormían pacíficamente Miguel Ángel Urdaneta Ferrer alias «Capino» (24), Yuleidi Yesenia González Aguilar (34), junto a tres menores de edad, cuando sujetos armados, irrumpieron de manera violenta al lugar y dispararon contra ellos.

El hecho se registró alrededor de las 2:00 de la mañana de ayer, en la calle 173 de la avenida 48 K-1, de la invasión Blanquita de Pérez, dentro de la casa número 173-133, ubicada entre los barrios La Popular y La Polar del municipio San Francisco.

Según Milagros González, hermana de Yuleidi, la noche de ayer se escucharon tres detonaciones, «fueron seguiditas bum, bum, bum, y de pronto mi sobrino llegó gritando mataron a mi mamá, la mataron, cuando salimos ya no había nadie».

Tiro de gracia

Las víctimas, compartían la única habitación con los tres niños de González, un pequeño de 10 meses, otro de 10 años y el mayor de 16.

Al parecer los sujetos, se presume que actuaron dos, patearon la puerta de la entrada de la pieza y entraron, de inmediato dispararon contra los hoy occisos. Ambos presentaron un solo tiro en la cabeza, «fue una ejecución, aseguró uno de los vecinos que vio la terrible escena».

La mujer y el «Capino», murieron de manera fulminante, «yo creo que ellos ni se enteraron de su muerte, quedaron acostados en su cama», dijo una persona que prefirió no identificarse.

La hermana de la víctima detalló que su sobrino de 16 años le contó que los asesinos también dispararon en su contra, «él nos dijo que ni se movió se hizo el muerto y espero a que se fueran para pedir ayuda» enfatizó la mujer».

Estuvo preso

Un tío de El «Catire» expresó que su sobrino estuvo recluido en el retén El Marite, por tres meses, aunque no especifico con que cargos.

La pareja tenía dos años viviendo en concubinato. El hombre trabajaba vendiendo condimentos en los buses de la ciudad.

Una fuente cercana, quien prefirió mantener el anonimato reveló que «la muerte fue por un lío de drogas, ellos (muertos) quisieron timar a alguien, por eso los mataron a los dos». Al cierre de esta edición la información no fue confirmada por ningún organismo policial.

 

NOTICIAS SUGERIDAS

Cargando...

Comente