Con cadáveres de tres bebés protestaron yucpas

1098_FOTO PRINCIPAL  copy
29 de noviembre, 2013 - 6:51 pm
Redacción Diario Qué Pasa

 

 

En la vía a Perijá frente a la Villa Yukpa Alegre, integrantes de esta comunidad manifestaron por el fallecimiento de tres bebés, dos de ellos gemelos de menos de un mes de nacido y el otro de tres meses. Las criaturas presentaban vómitos y diarrea, pero el estar lejos de un centro de salud dificultó que recibieran atención médica y finalmente murieron. Los protestantes además de quejarse de las difíciles condiciones en las que viven, pedían ayuda para sepultar los cuerpos de acuerdo a sus costumbres

San Francisco — Tres bebés yucpas murieron entre la noche del pasado martes y la madrugada de ayer en el conjunto habitacional Villa Yucpa Alegre, en el kilómetro 20 de la vía a Perijá, por falta de atención médica, pues no tenían cómo trasladarse al centro de salud más cercano que se encuentra aproximadamente a 4 kilómetros de distancia.

Gran parte de las 38 familias que habitan en Villa Yucpa Alegre, salieron a tomar la calle como forma de presión y de protesta por considerar que son vulnerados sus Derechos Indígenas y Humanos. Al sitio acudieron efectivos del Cuerpo de Policía Bolivariana del estado Zulia (Cpbez) y de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) para restablecer el orden en la zona.

Evalinda Romero, tía del par de gemelos muertos, manifestó que sus sobrinos murieron luego de presentar un cuadro diarreico de varios días, y que el martes pasado comenzaron a vomitar, después de tres vómitos murió el primero de ellos: Íngrid, a las 9:00 de la noche; minutos más tarde falleció su hermano Alejandro ambos de varias semanas de nacidos. Seguidamente a las 4:00 de la madrugada de ayer murió Isabela Victoria de tres meses de nacida; según Evalinda los menores tenían cinco días padeciendo diarrea, vómito y fiebre, y finalmente fallecieron.

Los indígenas, reubicados de las adyacencias del Hospital General del Sur, se quejaron de las condiciones en que viven: «Nos tiraron aquí como a animales, no tenemos agua potable, ni comida, ni servicios médicos». En el urbanismo no existe módulo asistencial y tampoco reciben visitas de personal médico. Agregaron que tienen una dieta basada solo en harina, arroz y leguminosas, por lo que pidieron mayor atención de las autoridades correspondientes. De igual modo señalaron que desde hace cuatro meses ya han muerto varios niños y adultos en el lugar. Los indígenas esperan recursos y ayuda oficial para sepultar a los tres pequeños dignamente.

Fotos: Iván Ocando

Comente