El enfrentamiento ocurrió vía Los Dulces

CICPC liquidó a los asesinos del detective Soto Villadiego

15A
5 de noviembre, 2016 - 8:58 am
Génesis Rosario / [email protected]

El detective será sepultado hoy en el cementerio La Chinita en horas del mediodía. Soto tenía tres años dentro de la policía científica

Foto: Cortesía

Maracaibo — Alrededor de la 1:00 de la tarde de ayer efectivos de la División de Homicidios Zulia del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (CICPC) dieron de baja a dos sujetos implicados en el asesinato del detective Eduardo José Soto Villadiego (24), quien fue asesinado el pasado jueves.

El enfrentamiento se originó en la vía que conduce a Los Dulces, parroquia San Isidro.

Se conoció que los efectivos se encontraban en labores de inteligencia cuando avistaron a dos personas a bordo de un vehículo Chevrolet Aveo dorado, placa AF452BV, los ocupantes al ver que eran seguidos por los funcionarios, decidieron descender del carro disparando.

En el careo resultaron heridos y fueron trasladados a un CDI cercano pero murieron.

Un tercer sujeto de nombre Leonardo logró huir de los funcionarios durante el enfrentamiento.

Como se recordará, Soto Villadiego, se encontraba sentado en el frente de su casa 129-29 en compañía de dos amigos y una vecina, en la calle 47 del barrio Bello Monte, parroquia Manuel Dagnino, cuando fue sorprendido por dos sujetos a bordo de un vehículo Chevrolet Corsa color dorado, de donde descendió un sujeto quien sin mediar palabra alguna le propinó los disparos huyendo cobardemente de la escena del crimen.

Fuentes policiales informaron que hace dos semanas, Soto había sostenido una discusión con un sujeto en un open que se llevó a cabo dos calles más arriba de su vivienda. Aunque se desconocen las razones de la discusión, un informante aseguró que el asesino le juró la muerte en presencia de al menos 40 personas quienes compartían en el lugar.

Amaba el fútbol

El detective con más de tres años en la institución del CICPC, amaba el fútbol, le gustaba ver los partidos y «caimanear» en sus ratos libres con los vecinos del sector. «Mi hermano era una persona inocente y honrada, amaba el fútbol y su trabajo». Manifestó dolida Angélica Soto, hermana del infortunado.

El cuerpo de Soto será velado en la calle 128 de la misma barriada en donde le dieron muerte, propiedad de su abuela. Será sepultado en el cementerio La Chinita en horas del mediodía de hoy. Era el cuarto de cinco hermanos.

NOTICIAS SUGERIDAS

Cargando...

Comente