Caen en enfrentamiento dos hermanos del líder negativo

CICPC da otro duro golpe a la banda de «Willy Meleán»

15 A
24 de marzo, 2017 - 10:30 am
Nota de prensa redacció[email protected]

Los hoy occisos eran reseñados como los presuntos asesinos de tres personas, el pasado 16 de marzo del presente año, en una licorería en Los Puertos de Altagracia
Foto: Referencial

Santa Rita — Dos presuntos sicarios y extorsionadores, miembros de la banda de «Willy Melean», fueron liquidados el pasado miércoles a las 6:30 de la tarde por funcionarios del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (CICPC), en el sector Morfina Rivera, parroquia Santa Rita, municipio Santa Rita, en la Costa Oriental del Lago.

Acontecimientos del hecho

Según un vocero del CICPC, los delincuentes iban a bordo de un vehículo marca Chevrolet Monza, color rojo, por el referido sector, cuando fueron sorprendidos por los detectives, quienes hacían labores de inteligencia, y éstos procedieron a darles la voz de alto, una vez que fueron reconocidos, pero el par se negó.

Una vez omitida la orden de los funcionarios, el dúo hamponil decidió desenfundar sus armas de fuego y hacerle frente a la comisión, resultando mortalmente heridos.
El informante de la policía destacó que los presuntos criminales quedaron identificados como Billy Jack Nava Silva, alias «Avelito», de 23 años; y Daniel David Nava Silva, de 19, ambos hermanos de David Alejandro Nava Silva, alias «El Canaguaro», lugarteniente de «Willy Meleán».

Señalamientos

Los hermanos Nava, ultimados, fueron señalados por las autoridades encargadas de la investigación de haber asesinado a Javier Alejandro Hurtado Mavárez, José Gregorio Heiser y Ángel Javier Pereira Castellano, el pasado 16 de marzo del presente año, en frente a la licorería La Victoria, ubicada en el centro de Los Puertos de Altagracia, municipio Miranda.

Asimismo, el portavoz de la policía informó que tal crimen es atribuido a «El Canaguaro», quien de acuerdo con uno de los testigos del hecho, se disfraza de mujer para cometer sus fechorías y despistar a las autoridades.

De igual manera, manifestó el día del atroz crimen, los moradores presenciaron cuando un trío de dos hombres y una dama, quien fungió como señuelo —y no la mujer «sicarió» como se había dicho al principio—, llegaron al mencionado lugar, entraron, se sentaron y pidieron que les trajeran bebidas alcohólicas, posteriormente a los pocos minutos los hombres se levantaron y abrieron fuego contra la humanidad de las tres personas, huyendo luego del lugar.

Palabras clave
, ,

Comente