CICPC abatió a «El Yaya Tribilín»

1854_modulo 1
23 de enero, 2016 - 4:41 pm
Redacción Diario Qué Pasa

María Liz tenía tres meses de haberse casado con el autor intelectual del crimen

Foto: Agencias

Maracaibo — Un año y 22 días pasaron para que los detectives del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (CICPC), de la División de Homicidios del Zulia, dieran con el paradero de un sujeto apodado «El Yaya Tribilín»,  quien presuntamente le quitó la vida a una turista española, el pasado 15 de diciembre.

Al parecer Hermeris Miguel Machado (23) al verse acorralado por los efectivos del CICPC comenzó a disparar contra los funcionarios y en el intercambio de disparos resultó herido de gravedad. El hecho ocurrió a las 7:30 en la avenida 66E del barrio Cuatricentenario.

Asesinato

María Liz Cristaldo López (35), fue asesinada a tiros luego de bajarla de un taxi, junto a su esposo, Jesús González Quinta (34), en una zona solitaria del barrio La Lechuga. En un principio se pensó que tanto la occisa como su pareja fueron «víctimas inocentes» del hampa común, pero más tarde el CICPC descubrió que el esposo estuvo detrás de todo y fue quien, con ayuda de otras personas, orquestó el robo donde le quitaron la vida a la española.

Codicia y ambición

El motivo por el que el esposo de la española planificó el crimen fue el cobro del seguro de vida por la muerte de su pareja; a través de las pesquisas necesarias se conoció que el supuesto asalto fue planificado estratégicamente por González y un amigo de Caracas.

El hombre contactó a los delincuentes durante su estadía en la capital del país, donde estuvo poco más de un mes con su esposa.

El autor intelectual les pagó 2 mil euros por el crimen, de esta manera él podría obtener 100 mil euros por el seguro de vida de la mujer. González fue condenado a 22 años, dos meses y 20 días de prisión, tras admitir su responsabilidad en la muerte de su esposa, con quien solo tenía tres meses de matrimonio, el Tribunal 3° de Control del Zulia dictó la referida sentencia condenatoria contra el hombre, quien permanece recluido en El Marite.

Comente