Catorce muertos reseñados por medios colombianos no aparecen

1434_22A nueva
12 de noviembre, 2014 - 1:10 pm
Redacción Diario Qué Pasa

Foto: Edwin Urdaneta

La información ofrecida por medios colombianos sobre la presunta masacre en Boca de Grita en el occidental estado de Táchira, donde habrían muerto 14 personas.

Sur del Lago — La información ofrecida por medios colombianos sobre la presunta masacre en Boca de Grita en el occidental estado de Táchira, donde habrían muerto 14 personas, fue información falsa que circuló en las redes sociales y se regó como pólvora, haciendo eco en la opinión pública de Venezuela y Colombia, sin al menos confirmarse la existencia de los cadáveres.

En las morgues del eje andino tachirense no hay indicios de más cuerpos. Solo yacen en Santa Bárbara de Zulia, en el municipio, ocho cuerpos encontrados con tiros de gracia y degollados, producto de un hecho acontecido el sábado y cuyas humanidades localizaron campesinos, presuntamente tras un enfrentamiento armado, del que autoridades ni venezolanas ni colombianas, han esclarecido.

La secretaria de gobierno de Norte de Santander, Nohora Oliveros, señaló a medios digitales que hasta el momento las autoridades locales no tienen conocimiento de la situación, y se «encuentran al tanto» de la información de Venezuela.

Medios bogotanos filtraron la versión vía Twitter, y junto a ellos más de una decena de medios nacionales y regionales, lo dieron por hecho. Incluso la cifra aumentó en otros tuits, alegando que eran 19 los muertos.
El movimiento mediático se aprovechó de las primeras ocho muertes, para arreciar aún más la alarma de guerra paramilitar, trascribiendo datos infundados.

Elkin Ortiz, corresponsal para la región Los Andes del medio audiovisual Globovisión, reportó solo nueve cadáveres, ocho de ellos colombianos dados de baja en enfrentamientos, y otro producto de un sicariato en el municipio Colón, este martes. «Ese es el problema; dicen informaciones sin saber si es cierto», comentó mientras escribía y enviaba archivos a Caracas.

Por su parte, Miriam Bustos, periodista de sucesos del diario andino La Nación, reveló a QUÉ PASA: «Desde el primer momento (el lunes desde las 2:00 de la tarde) verificamos todas las fuentes, entre ellos oficiales, cuerpos de seguridad y vecinos, y nadie nos supo corroborar los datos y hasta hoy (ayer martes) la situación es falsa».

La comunicadora indicó que campesinos habrían reportado la existencia de muertos en Boca de Grita, pero las autoridades no localizaron los cuerpos.

Agregó que tampoco queda descartada ninguna hipótesis, debido a que el sanguinario proceder tanto de «Los Urabeños», como «Los Restrojos», es arrojar cuerpos en zonas montañosas después de ejecutarlas.

Quizás he allí el dilema de-satado por el diario El Espectador, de cuya sala de redacción se tejió la versión.

Comente