Aún no han sido identificados los otros dos liquidados

Caso HUM: CICPC maneja el robo y la venganza en la balacera

SAM_0675
8 de abril, 2017 - 10:33 am
Haroldo Manzanilla / [email protected]

Cuatro de los cinco heridos fueron dados de alta, mientras que Katherine salió bien en la operación. La policía científica esclarecerá el hecho en los próximos días

Foto: Archivo

Maracaibo — Se abrieron las investigaciones. Una fuente del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (CICPC), informó que se manejan dos hipótesis con respecto a la muerte perpetrada de Rafael Paz Gutiérrez, de 30 años, y Alfonso de Jesús Martínez, de 38, ocurrida la tarde del jueves frente a la Unidad de Pediatría del Hospital Universitario de Maracaibo (HUM).

Cabe recordar que el hecho también dejó cinco personas heridas, producto de la intensa balacera.

Hipótesis
Los investigadores presumen que los cuatro antisociales buscaban robar a los hoy occisos, puesto que éstos, minutos antes de haber llegado al HUM, habían estado en el banco y retiraron una suma muy alta de dinero.

Sospechan que desde el banco fueron dateados.
El vocero destacó que suponen que el cuarteto no logró tomar el botín porque fueron avistados por los policías, originándose la persecución.
Sin embargo, detectives a cargo de la investigación además suponen que los infortunados, quienes en vida eran empresarios de la pesca, posiblemente eran perseguidos por sus verdugos para ajusticiarlos por haberse negado a pagar vacuna o alguna extorsión.

Finalmente, el portavoz de la policía científica acotó que investigan si los cuatro criminales, quienes minutos después de haber cometido este atroz hecho, fueron ultimados por funcionarios del Cuerpo de Policía Bolivariana del Estado Zulia (CPBEZ), pertenecen a alguna banda organizada.
Se puedo conocer que Martínez y Paz Gutiérrez residían en el sector Sabaneta de Palma, parroquia Altagracia, municipio Miranda, y vinieron a Maracaibo para darle el dinero a un sobrino que se encuentra hospitalizado en el HUM.

Personas lesionadas
Durante la fuerte balacera cinco personas resultaron heridas; Janeth Peña, de 30 años, recibió un tiro en la pierna izquierda y su hija, de 4 años, fue impactada por una esquirla de vidrio en la cara y pecho. Ambas eran acompañantes de los hoy occisos.

En el mismo acontecimiento, Norma Cubillán (69), recibió un disparo en la pierna izquierda y José Bracho, de 40 años, quien funge como oficial de seguridad en el centro hospitalario, terminó lesionado por varias esquirlas de vidrio que se alojaron en su tobillo izquierdo.Todos ellos fueron dados de alta.

Por otra parte, la médico residente Katerine Sandrea, de 29 años, recibió tres impactos de bala (abdomen, brazo y pierna izquierda), los cuales afortunadamente no afectaron ningún órgano. Fue ingresada inmediatamente a pabellón y la operación fue un éxito. Actualmente se encuentra fuera de peligro, sin embargo, permaneció en observación por varias horas hasta que finalmente fue trasladada a una habitación en el piso cuatro del Universitario.

La directiva del centro asistencial se reunió con los familiares de Katherine para conversar sobre lo sucedido.

Como se recordará los pacientes, médicos y trabajadores del HUM vivieron minutos de angustia, luego de que los cuatro asesinos hicieran ráfagas de al menos 50 disparos con pistolas automáticas, silenciador incorporado, logrando huir del lugar, siendo interceptados y liquidados por la policía regional. Dos de los presuntos bandidos quedaron identificados como Wilson Campos y Édgar Tejera. Éste último fungía como taxista según versión de familiares apostados en la morgue. Los otros dos no portaban documentos de identificación.

Palabras clave
,

NOTICIAS SUGERIDAS

Cargando...

Comente