En exclusiva afirmó a QUÉ PASA que sí es dama de compañía pero que nunca vendió a mujeres

Bomba sexy: «Si fuera proxeneta ya tuviera una casa propia» (+Fotos)

EDFDFD
27 de enero, 2017 - 5:30 am
Mayerlin Barboza / [email protected]

El equipo reporteril de este rotativo logró un contacto telefónico, con Angélica Hansen, mejor conocida como la «bomba sexy» quien fue detenida por el delito de trata de blancas

Fotos: Cortesía 

Maracaibo — En una entrevista exclusiva para QUÉ PASA, Angélica Elena Hansen López, la despampanante mujer de 33 años que fue detenida por la policía científica tras presentar notificación roja número A-10436 de fecha 16 de noviembre del año pasado por la Oficina Central Internacional de Interpol, por estar incursa en el , desmintió las acusaciones hechas en su contra.

Según las autoridades el modo de operar de la fémina era captando a jovencitas, menores y mayores de edad, para llevarlas a la ciudad de Panamá e integrarlas a una red de prostitución que funciona en esa localidad extranjera, donde ella obtenía un porcentaje del dinero recabado por las muchachas.

En el intercambio de preguntas y repuestas, prevaleció un alegato común: «soy inocente».

¿Qué tienes que decir sobre las acusaciones hechas en tu contra?

«No tengo nada que ver en eso mi amor, es alguien que me quiere hacer daño, no sé una envidia, sé que es una mujer la que me inculpó porque me lo han dicho, pero no se quién es hasta los momentos. No me llevé a nadie yo trabajé en lo que trabajé sola, después se fue mi hermana y trabajó de lo mismo que yo, pero lo hizo porque quiso yo no la obligué, si ella es mayor de edad. Si fuera proxeneta ya tuviera una casa propia».

¿A qué te dedicabas en Panamá?

«Si trabajaba allá, primero trabajé en una tienda de ropa y luego como no me alcanzaba para comer, ni vivir, ni enviarle a mis hijos, comencé a trabajar de (tardó para decirlo) dama de compañía, yo lo admito».

¿Por qué regresaste al Zulia?

«Me vine porque mis hijos estaban con mi mamá y mi papá, mi papa falleció hace ocho meses y yo me vine, ya yo tenía casi dos años allá y me vine para acá en octubre (2016)».

¿Qué pasó por tu mente cuando te detuvieron?

«Me cayó de sorpresa, pero me sentí tranquila, accedí yo pensè que el que no la debe no la teme y lo sigo pensando así, me fui con los policías muy confiada en que todo se iba a resolver».

¿Pero crees que hay pruebas que te incriminan?

«Todavía no, no existe ninguna prueba que me incrimine, aún las estoy esperando, por eso estoy confiada y tranquila. El enemigo de todos nosotros los seres humanos es el tiempo él solito va a decidir. Si me van a condenar por lo que yo trabajé, lo siento, esa es la profesión más vieja del mundo, incluso antes de cristo y lo hice para darle de comer a mis hijos.

No me pueden dar una prueba que no hay porque yo no me llevé a nadie, fui sola y sola me vendí, pueden buscar en mi teléfono llamadas, mensajes para que vean que no hay».

¿Tus hijos que piensan de todo lo que se ha dicho de tí?

«Bueno yo tengo tres hijos, una hembra de 17 y otra de 14 y un bebe de 4 años. Pero no, nada, ellos saben quien es su madre y me apoyan, al igual que mi mamá. Lo que me duele es que dejaron de ir al colegio las mayores porque los compañeros le dicen cosas mías».

¿Tuviste alguna rencilla con alguien, que tenga razones para inculparte?

«Si supieras que estando en Panamá una muchacha me robó, yo le di casa y un día se me perdieron $400, yo supe que era ella y depués me la conseguí y la afronté por que no tenía porqué robarme, la vi en un restaurant y le metí dos halones de pelo para que fuera seria, quizá fue ella la que me metió la pata, porque ella trabajaba de lo mismo que yo».

¿Es cierto que en los EE UU también viviste?

«Nunca en mi vida he pisado los Estados Unidos y hasta dicen que me llevé a mi hijo, eso es falso y mucho menos trabajé allá de prostituta ni de proxeneta».

Jóven estudiada

La joven de 33 años, manifestó que culminó sus estudios de bachillerato en Venezuela y que antes de emigrar a Panamá se desempeñaba como aeromoza.

Enfatizó en que está confiada de que pronto saldrá del agravio que la cobija, a la vez que afirmó no sentirse avergonzada porque está segura de lo que hizo y lo que no y tiene su destino puesto en manos de Dios.

Para culminar el encuentro, de manera muy risueña y pícara citó: «Eso es lo malo de ser bonita».

,LÑ,ÑL,Ñ,

L,L,,Ñ

,M,,.-.

BVVBCFGDFDGH

DFDFDFDFF

DFDSF
DSDSDSDGFGDFSD FFDFFF

FFFSDFDGF

FGGFDGDF

GHGH

GRT4RT464576457

JHJKHJK

JJJKL

JKJKLKL

JKKJ

KLJKLJLKJLK  LÑLÑ,L,L

M.

NMKM,

NSDNAKDNJSANDJ

SDSDSDSD

SDSDSDWE534546346

YTYTRYTHYTU56756U

¡BGBHHJB

FDDFDFDASTY

EDFDFD

KLJJJJK

 

 

NOTICIAS SUGERIDAS

Cargando...

Comente