Asesinato de Carlos Oquendo fue comandado desde Miranda

1239_21 (3)
30 de abril, 2014 - 1:48 pm
Redacción Diario Qué Pasa

Foto: Archivo

Funcionarios policiales continúan analizando los videos de las cámaras de seguridad ubicadas en la zona del suceso.

Maracaibo — Voceros policiales informaron a QUÉ PASA que el asesinato de Carlos Oquendo (34) fue comandado desde el municipio Miranda y a través de un trabajo de seguimiento.

Por este caso están siendo investigados integrantes de la familia Meleán, quienes son vinculados con el asesinato del médico.

«Entre los principales sospechosos del asesinato se encuentra alias «El Cunaguaro», quien trabaja para esta familia y está siendo buscado e investigado por el crimen, sin embargo, no se descarta la participación de integrantes de una banda reconocida del municipio», aseguró uno de los voceros policiales.

«El Cunaguaro» labora para la familia Meleán, cuenta con un largo historial policial y está vinculado con varios homicidios en Los Puertos de Altagracia.

Todas las pistas arrojan que podría tratarse de una venganza familiar por ciertas rivalidades entre bandas en el municipio, entre ellas los Meleán y Matos-Leal.

Se conoció que la familia Oquendo mantenía un fuerte lazo de amistad con José Luis Leal y Wílmer Matos, incluyendo a Frederyck Escandela, conocido como «El Frederyck», líder del clan de homicidios del municipio en la modalidad de sicariato.

Residentes del municipio Miranda se encuentran conmocionados tras el homicidio. Trascendió que Oquendo se encontraba en una lista de exterminio que circula en el municipio.

Videos están siendo analizados

Funcionarios de la policía científica aún se encuentran analizando los videos que muestran con detalle el momento del asesinato de Oquendo.

Como se recordará, el infortunado se encontraba con un familiar y fue acribillado cuando se trasladaba en el puesto del copiloto en un vehículo Cavalier.

Ambos habían salido de la peña hípica La Roca, en la calle 76 con avenida 11. Después de pasar la tarde jugando caballos, se dirigían a Los Puertos de Altagracia, donde residían.

Comente