Asesinaron a funcionario del Sebin

1321_24 (4)
22 de julio, 2014 - 2:08 pm
Redacción Diario Qué Pasa

Foto: Miguel Romero

Maracaibo — Un inspector del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin), resultó muerto cuando fue baleado desde un vehículo marca Optra gris. El funcionario fue identificado como Alí Gerardo Ruiz Araujo, de 39 años.

El hecho ocurrió a las 5:00 de la tarde en la avenida 106 de La Rotaria, muy cerca del colegio Los Pinitos, cuando Ruiz Araujo llegó a la casa de sus progenitores a buscar ropa para su padre, quien se encuentra hospitalizado.
Los vecinos lo llevaron hasta el Centro Clínico La Familia, pero murió poco después de su ingreso.

Al sitio llegó una comisión del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas para efectuar el levantamiento del cadáver y trasladarlo hasta la morgue para la necropsia de ley.

De igual manera llegaron los compañeros de Ruiz al centro asistencial y acordonaron el área de emergencias para impedir el acceso a  la misma.

Versiones

En el caso se manejan dos versiones. La primera de ellas que el funcionario bajó de su carro, un Hyundai Accent gris, placas GBU-98Y, cuando los hombres dispararon contra el vehículo y posteriormente el inspector accionó su arma contra sus agresores, hiriendo a uno y resultando él impactado en varias oportunidades.

La otra, es que los agresores dispararon contra el carro y los tres disparos  -los dos del pecho y el de la pierna izquierda- fueron dentro del carro.

Se conoció que Ruiz Araujo sobrevivió luego de repeler otro ataque en el 2010 cuando unos antisociales intentaron robar en el bus en el que se trasladaba, hecho que lo llevó a pasar tres meses en coma.

¿Víctima o implicado?

Cerca de las 8:30 de la noche fue encontrado por efectivos de la Guardia Nacional Bolivariana el vehículo Optra gris, placas AB103-JV, desde el cual habrían disparado a Ruiz Araujo, específicamente en el sector Club Hípico.

En su interior se encontró el cuerpo sin vida del dueño del vehículo, Eurivic García, de 25 años de edad, respondía al apodo de «Palermo», era hijo del presidente del equipo de fútbol sala Guerreros del Lago; jugó el fin de semana pasado en las victorias del equipo guerrero.

García vivía en el sector Francisco de Miranda, deja en orfandad a dos hijos, de 7 y 5 años de edad. La hipótesis que también manejan los cuerpos de seguridad es que fue víctima de un secuestro exprés antes que sus captores atacaran al funcionario del Sebin y posteriormente fuese asesinado para evitar que identificara a los homicidas del inspector.

Comente