Asesinaron a estudiante universitario de siete tiros

qpplaceholder
29 de febrero, 2016 - 3:24 pm
Redacción Diario Qué Pasa

Foto: Edwin Urdaneta

Sur del Lago — A orillas de la carretera, frente a un tiradero de basura y con siete impactos de bala en su rostro, localizaron el cuerpo de Renso Ramón Romero López, de 22 años, un estudiante de Programación de Informática de alimentos de la Unesur en Santa Bárbara de Zulia y mototaxista, a quien nadie le conoció por andar en malos pasos.

Éste emitió sus últimas señales de vida alrededor de las 6:00 de la mañana de ayer, cuando le texteó a su mejor amiga. Algunos allegados contaron que tenía un alma fiestera. Primero fue a celebrar un cumpleaños, que se extendió hasta la discoteca Satélite en la avenida Bolívar de Santa Bárbara de Zulia. Al cabo de un rato, le comunicó a sus amigos que iría a seguir la juerga con otros amigos, que eran desconocidos por el primer círculo social.

Mientras pasaban las horas, éste nunca dejó de escribirse o llamarse con su amiga (menor de edad), hasta que al despuntar el alba se despidieron. Se cree que a Renso sus verdugos se lo llevaron hasta la bifurcación del Kilómetro 12 de la vía hacia El Vigía, y en la entrada posterior que conduce a Puerto Concha, le «vaciaron» una pistola nueve milímetros en su rostro. Al menos siete entradas por arma de fuego tenía marcados y había más conchas percutidas en medio del fresco charco de sangre que Policolón observó al momento de resguardar el cuerpo.

Minutos después levantaron sabuesos del CICPC determinando que solo le sustrajeron un teléfono celular, y a la espera de más pistas que den con los responsables del crimen que dejó en llanto a una universidad, una familia y centenares de amigos que lo catalogaron como un ejemplar trabajador y estudiante, sin ostentar rencillas o caminar en negras andanzas. La familia pide esclarecer este hecho, dado a la brutal manera cómo ejecutaron al joven universitario, de quien se dijo hacía tiempo laboró en un cine propiedad de un empresario reconocido de Santa Bárbara de Zulia.

Comente