Asesinan a hombre de cinco balazos en el rostro

1269_23 A1 copy
31 de mayo, 2014 - 12:56 pm
Redacción Diario Qué Pasa

Foto: Archivo

Mientras descansaba y compartía con sus sobrinas menores en una hamaca, Luis Enrique Mappari González fue asesinado vilmente cuando un sujeto desconocido entró a la residencia donde se encontraba la víctima y disparó contra él en cinco oportunidades. El hecho se registró la noche del jueves en el barrio Hato Grande, en el oeste de la capital zuliana. Funcionarios del CICPC investigan el hecho. El asesino no tuvo contemplación y sin mediar palabra alguna le disparó en el rostro. La muerte por encargo fue en Hato Grande

Maracaibo —
De cinco impactos de bala fue asesinado Luis Enrique Mappari González (28), mientras conversaba acostado en un chinchorro con dos de sus sobrinas dentro de la residencia de su hermano ubicada en el barrio Hato Grande, en la parroquia Antonio Borjas Romero, a las 9:30 del jueves.

Según manifestó Joaquín Mappari, padre de la víctima, Luis Enrique había ido a visitar a su hermano en la referida dirección y se encontraba acostado en un chinchorro en la parte trasera de la residencia conversando con sus dos sobrinas, cuando en cuestión de segundos y sin que nadie se diera cuenta, un sujeto irrumpió en la propiedad y sin mediar palabra alguna le propinó cinco impactos de bala en el rostro, dejándolo sin vida instantáneamente.

Refirió el progenitor que al sujeto, de quien desconocen la identificación y las razones por las cuales asesinó a su doliente, lo esperaba otro hombre a bordo de una motocicleta como a unos 500 metros de distancia. «Entró a pie, lo mató, salió corriendo y se montó en la moto», explicó el padre.

En la casa se encontraban las dos sobrinas del occiso, su cuñada y un amigo de la familia, quienes presenciaron el hecho y describieron al «pegador» como un hombre delgado, catire, blanco y de mediana estatura.

La víctima residía en el barrio Torito Fernández con su padre, deja a un niño de ocho años, era el quinto de seis hermanos y se dedicaba a la construcción.

Efectivos del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (CICPC), realziaron el levantamiento del cadáver y lo trasladaron hasta la sede de la morgue forense local.

Los sabuesos del cuerpo detectivesco recolectaron las evidencias de interés criminalístico, e iniciaron las debidas investigaciones.

Comente