Asesinan a dos jóvenes cuando cazaban iguanas

unnamed (5)
7 de enero, 2017 - 8:14 pm
Edwin Urdaneta

Dos sujetos encapuchados a bordo de una motocicleta, les dispararon al par de adolescentes sin mediar palabra. Las víctimas eran conocidas como «El Condorito» y «El Chino», sus cuerpos quedaron tendidos al lado de un potrero y un árbol, respectivamente 

Foto: Edwin Urdaneta

Sur del Lago- Eran las 3:35 de la tarde de este sábado cuando en la primera entrada del camellón de Pampanito, en el municipio Catatumbo, justamente en la hacienda Santa María, estaba a punto de ocurrir una desgracia.

Dos hombres a bordo de una motocicleta y portando capuchas, traspasaron la cerca de ciclón de la unidad de producción donde un grupo de jóvenes suele cazar iguanas para vender y alimentarse. Los cazadores creían que venían a saludar, o a lo sumo, se sumarían a la faena, sin embargo bruscamente ingresaron y sin mediar palabras desenfundaron sus armas y efectuaron detonaciones contra los presentes.

En la balacera, dos o quizá más de los presentes corrieron para salvar sus vidas. Allí asesinaron a Yendry Valbuena conocido como «El Condorito»  y a José Gregorio Bedón León, a quien llamaban «El Chino» , ambos eran vecinos y amigos, los dos de 18 años de edad.

De izquierda a derecha,. Yendri Valbuena y José Bedón

De izquierda a derecha,Yendri Valbuena y José Bedón

Un testigo aseguró que Jendry se había mudado de Maracaibo hacía un año. «Era un joven trabajador y no se metía con nadie, sin embargo el que tenía malas mañas era José Gregorio; quizá los asesinos estaban buscando a «El Brene» que se parece mucho a Jendry y lo confundieron», dijo un sobreviviente que prefirió mantenerse anónimo.

Antes de la llegada de los detectives, se evidenció que el cuerpo de Bedón quedó sobre un árbol de lara y el de Valbuena al lado de un potrero, desde conde acostumbraban con hondas y piedras, cazar las indefensas y hábiles iguanas para sustraerles sus huevos y comerse su carne, como sustento diario en esa región campesina del Sur del Lago.

«El Chino» era el séptimo de once hermanos y ambos residían en la avenida Andrés Bello, diagonal al Hospital de Catatumbo, ubicado en el casco central de la población de Encontrados, mientras que de su amigo «El Condorito» se desconocieron mayores datos. Una comisión del eje de investigación de homicidios del Cicpc, base San Carlos, se trasladó al levantar las evidencias.

Es el segundo doble homicidio que se perpetra en la zona surlaguense, toda vez que el pasado primero de enero dos sujetos fueron ultimados a tiros en la quinta habitación del hotel Gran Bretaña de Concha, parroquia Urribarrí, municipio Colón, supuestos asesinos que se enconchaban y sus enemigos liquidaron a balazos.

NOTICIAS SUGERIDAS

Cargando...

Comente