Se negó a montar a tres hombres y uno de ello le disparó

Asesinan a chofer de la ruta Carmelo Urdaneta

14a1
10 de noviembre, 2016 - 7:15 am
Wilson Alvarado / [email protected]

Las cámaras del deposito El Rey de las Cervezas grabaron el crimen. Allí estaban parado los maleantes

Foto: Wilmer Cubillán

Maracaibo — No pudo escapar de sus verdugos. La primera vuelta en su acostumbrada faena como chofer de carrito por puesto de la ruta Curva-Carmelo Urdaneta, no pudo ser culminada por Euclides de Jesús Villalobos Finol, de 58 años de edad, quien fue asesinado ayer frente al depósito El Rey de las Cervezas, ubicado en el barrio Obrero, parroquia Venancio Pulgar.

Eran las 5:30 de la mañana cuando Euclides en medio de la oscuridad transitaba por la calle 98A de la referida barriada para estacionarse en la parada y embarcar a los primeros pasajeros sin saber que allí conseguiría la muerte.

Mala vibra

Cuando el infortunado se disponía a cruzar en U en el tapón de la referida calle, la cual lindera con la parada de los buses de Ruta 6, avistó a tres hombres en actitud sospechosa frente al referido deposito.

El instinto de Euclides lo conllevó a no estacionarse en su parada y seguir su rumbo. Uno de los sospechosos sacó su mano para que Euclides se estacionara, pero este aceleró su vehículo Malibú marca Chevrolet, color marrón, placas 01AB9FV para huir de los sospechosos.

En medio del intento de fuga uno de los supuestos pasajeros sacó de su cintura un arma y accionó su gatillo en una ocasión.

La bala entró por el vidrio del copiloto y atravesó la parte craneal derecha de la víctima, mientras sus verdugos huyeron de la escena criminal.

Euclides quedó inconsciente sobre el volante del carro. Su cuerpo estaba empapado de sangre, la cual se esparció por los vidrios, cojines y tapicería de la unidad.

El automotor seguía encendido y rodando, mientras la sangre estilaba de la cabeza. A escasos 20 metros el vehículo se estrelló contra un poste de tendido eléctrico, ubicado en la empresa de suscripción por cable Matrix.

Traslado

Un compañero del volante, adscrito a la ruta La Limpia, quien transitaba por el lugar avistó la dantesca tragedia. De inmediato notificó lo sucedido a los parientes de la víctima y trasladó al moribundo hombre hasta la emergencia del Hospital Universitario de Maracaibo (HUM), donde ingresó sin signos vitales.

Dolor familiar

Decenas de parientes y compañeros de trabajo poblaron la casa materna del hoy occiso, ubicada en la avenida 101 del barrio Carmelo Urdaneta, a escasas cuadras donde le arrebataron la vida a Euclides.

«Ay Dios mío por qué le hicieron eso a mi hijo… No voy a soportar esta tragedia», repetía sin parar Cervilia Finol, madre del infortunado.

Allí, funcionarios la División de Investigación y Estrategias Preventivas (Diep) de la policía de la región, acudieron al sitio para llevarse el carro, donde quedó tendido el cuerpo de Euclides, el cual fue sacado de la escena criminal por los parientes de la víctima.

Quedaron grabados

Funcionarios del Cuerpo de Investigaciones Científicas Penales y Criminalísticas (CICPC) acudieron al sitio criminal a levantar la escena.

Compañeros de labores pidieron a los sabuesos ligados al caso que revisen las cámaras del referido depósito, la cual grabó el momento sangriento que le quitó la vida a un hombre casado, padre de cinco niños, quien fundó la línea Carmelo Urdaneta con más de 20 años de servicio.

Gregorio Zerpa, presidente de la línea, exigió mayor patrullaje en la zona para evitar que asesinen y roben a los cientos de transportistas que cubren la referida ruta.

NOTICIAS SUGERIDAS

Cargando...

Comente