Asesinan a chef para atracarlo

1350_1_01
20 de agosto, 2014 - 12:03 pm
Redacción Diario Qué Pasa

 

Francisco Antonio Marín Parra (49) no sobrevivió las escasas tres cuadras que separaban su casa de su trabajo.

Maracaibo — El hampa vuelve a cobrar la vida de otro venezolano, cuyo único pecado fue salir a trabajar a las 5:00 de la mañana.

Francisco Antonio Marín Parra, de 49 años, este martes recibió dos impactos de bala, en la avenida 10 con calle 68, del sector Tierra Negra, cuando lo asaltaban.

Intentó huir

Según información aportada por los vecinos, Marín Parra, chef de profesión, salió de su casa en la avenida 10A y se fue caminando hasta el negocio que tenía en la casa de su suegra. Aparentemente dos hombres lo seguían, por lo que la víctima decidió seguir su paso y no detenerse en la venta de cachitos que atendía.

Aceleró su marcha, pero irremediablemente, la saña de los delincuentes puso fin a su vida.

Un vigilante de la zona, pudo observar cómo lo interceptaron para finiquitar el asalto, sin embargo, la víctima solo iba con su comida en mano, y 200 bolívares, tras requisarlo sin contemplación le dieron los dos tiros y huyeron a pie.

Las detonaciones alertaron a los vecinos, el cuerpo del chef quedó tendido en un charco de sangre frente al local Terraza La Arboleda, ante la mirada incrédula de quienes lo reconocieron.

De inmediato sus familiares fueron alertados. Uno de sus hijos no daba crédito a lo que veían sus ojos, permaneció sentado junto al cuerpo de su padre repudiando y lamentando el hecho.

Agentes de Polimaracaibo custodiaron la escena del crimen hasta que una comisión del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (CICPC) cuatro horas más tarde, recabó evidencias y lo trasladó a la morgue forense de LUZ. El infortunado tenía cinco hijos.

Se desconoce el paradero de los criminales. Habitantes del sector denunciaron ser víctimas del hampa desatada en la zona.

Desde que fue avisado de la terrible noticia, uno de los hijos de la víctima permaneció junto al cuerpo sin consuelo

Fotos: Ana Moreno

 

Comente