Asesinan a bodeguero en Cañada Honda «por no pagar vacuna»

1982_14A
8 de junio, 2016 - 2:52 pm
Redacción Diario Qué Pasa

Familiares ayudaron a sacar a «Julito» hasta la furgoneta quien quedó en un charco de sangre en la tienda «Mi Esperanza»

Foto: Yoel Moreno

Familiares de Julio Loaiza se mostraron herméticos ante la prensa. Moradores del vecindario aportaron información

Maracaibo ― Este martes a las 7:00 de la mañana, fue asesinado Julio Loaiza (60) en la tienda Mi Esperanza, ubicada en la avenida 40 del sector Cañada Honda parroquia Cacique Mara de Maracaibo.

Antes del hallazgo, un antisocial pasó en una moto por el frente de la tienda, al asegurar que Loaiza se encontraba en el abasto, estacionó el vehículo aproximadamente a 15 metros, se bajó, llamó por el nombre al sexagenario y sin mediar palabras le disparó una vez en la cabeza, e inmediatamente huyó en la motocicleta a toda velocidad.

Un vecino de la zona quien prefirió mantenerse en el  anonimato, aseguró: «Julito» como era llamado, no se metía con nadie,  era una persona muy tranquila, no merecía morir así inhumanamente, que Dios haga justicia», exclamó.

De igual manera se pudo conocer que el victimario estuvo rondando desde tempranas horas del día de este martes a la espera de que «Julito» abriera el abasto para estremecer a la familia Loaiza dejándolo  muerto instantáneamente en el suelo, en la huida casi lo atropella un vehículo que venía cruzando hacia la calle del suceso.

Familiares se mostraron a la defensiva con la presencia de la prensa a la que no aportaron mayores detalles. Fuentes oficiales informaron que la víctima recibió un impacto en la cabeza e inmediatamente cayó al suelo desangrado.

Era el mayor de 5 hermanos, su esposa Rosario de Loaiza estaba destrozada y perdida entre lágrimas.

Personas allegadas al sexagenario quisieron brindarle apoyo trasladándolo a un centro asistencial, pero era imposible al ver que el hombre no tenía signos vitales, inmediatamente le notificaron al Cuerpo Bolivariano del estado Zulia (CBPEZ) el cual reguardó la escena del homicidio a la espera de los detectives.

Jonás Alaska, vecinos de Loaiza precisó « A Julio lo mataron por no querer pagar vacuna. Hace aproximadamente dos años y medio recibió un tiro en la pierna por no dejarse robar los cobres del día».

Al sitio se dirigió el Cuerpo de Investigaciones Científicas Penales y Criminalísticas (CICPC) para recolectar las evidencias de este hecho sangriento y dar con el paradero de la persona que acabó con la vida del comerciante.

Comente