Arrollado abuelo en San Isidro

1500_23B_01
21 de enero, 2015 - 12:07 pm
Redacción Diario Qué Pasa

«Me fui a inyectar en el CDI y no imaginé que traerían a mi papá agonizando», dijo Rosmary Coello

Foto: Delsy Fernández

Maracaibo — Rosmary Coello fue a orar por un arrollado que llegó al CDI de Villa Baralt y se llevó una desagradable sorpresa cuando se percató de que se trataba de su padre.

A José Calendario Coello lo encontraron delirando en la encrucijada de San Isidro a las 7:30 de la noche, luego de que una camioneta tipo ranchera lo arrollara al intentar cruzar una calle.

«Yo me fui a inyectar en el CDI de Villa Baralt y cuando dijeron que traían a un abuelo arrollado, como soy cristiana, me acerqué a orar por él y me llevé la mala sorpresa de que se trataba de papi», contó afligida Rosmary Coello, mientras esperaba la entrega del cadáver de su progenitor en las afueras de la morgue de la Universidad del Zulia.

El anciano venía llegando de Los Teques a donde fue a compartir con nueve de sus 11 hijos y no avisó a sus familiares que vendría de vuelta ese día.

«Era un hombre muy enérgico, creemos que nos quería dar la sorpresa de que se vino solo porque el 2 de febrero cumpliría 86 años», expuso la hija.

Antes de que llegara gente a prestar auxilio, antisociales se encargaron de quitarle a José Calendario el celular y el bolso que cargaba.

«Reconocí la franela de mi papá y luego la gorra. Caí en crisis», relató Rosmary.

Llegó agonizando al CDI de Villa Baralt, los médicos del centro asistencial le prestaron los primeros auxilios, pero falleció a las 11:00 de la noche, mientras esperaban una ambulancia que lo trasladara al HUM.

Comente