Aparecieron los AK-103

1240_1_01
1 de mayo, 2014 - 11:47 am
Redacción Diario Qué Pasa

El armamento se encontraba enterrado en el patio de una vivienda del barrio El Silencio.

Maracaibo — Todo indica que las seis personas detenidas por el robo de los cuatro fusiles de la sede de Corpoelec de Gallo Verde y que pertenecen a la banda «Los Kilováticos», dirigida por Liugerth Jesús Urdaneta San Juan, alias «El Caraqueño», realizarían un delito de alto calibre, como un robo a un banco o el secuestro de un ganadero o productor zuliano.

Así lo señaló Wílmer Cedeño, jefe del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional, luego que este martes en horas de la madrugada apoyados con efectivos del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas recuperarán estas armas, las cuales habían sido  enterradas en el patio de una vivienda, ubicada en el barrio El Silencio, mientras que el sexteto de delincuentes fueron capturados en los barrios 24 de Julio, Las Banderas, Lomas del Valle II, Los Plataneros y El Gaitero, en acción conjunta de los organismos policiales.

Los detenidos son Osman Segundo García (49), Manuel Andrés Pérez García (24), Alinson Henri Gómez Marín (29), Jesserth Francerly Kahgrasty Ramírez (30), Rossana Chiquinquirá Olivares Guerrero (27) y Johanna Elizabeth Mavárez Ramírez (29).

Cedeño dijo que «El Caraqueño» es un peligroso hampón que se encuentra evadido al igual que su hermano Alberto Enrique San Juan, por lo que funcionarios de inteligencia se encuentran desplegados en toda la jurisdicción sureña y marabina para dar con el paradero de ambos. No se descarta que existan más integrantes en la banda. Además de los fusiles se recuperaron tres pistolas Glock con las que cometieron el hecho, tres cargadores, lote de municiones, placas de vehículos, pasamontañas y dos vehículos Chevrolet Spark.
Los detenidos fueron puestos a la orden de la Fiscalía del Ministerio Público.

Los detenidos fueron puestos a la orden de la Fiscalía del Ministerio Público para continuar con los procedimientos de ley

Fotos: Carmen Salazar

Comente