Detectives del CICPC infieren que sea un nuevo modus operandi para contrabandear

Alarma: «Robacarros» se llevan los chips de gasolina

14 A - ARCHIVO
20 de enero, 2017 - 9:06 am
Wilson Alvarado / [email protected]

Algunos vehículos recuperados por la policía científica en los últimos meses del 2016 no tenían la TAG. No hay bandas ubicadas

Foto: Referencial

Maracaibo — El contrabando de la gasolina no cesa. Una nueva forma, de las tantas que se han denunciado, para conseguir de manera ilegal el combustible ha sido implementada por algunos inescrupulosos que delinquen en la región zuliana. Sustraer el chip de los vehículos se pone en la palestra y causa pánico.

El nuevo modo delincuencial es murmurado y resonado en las calles de-senfrenadas de nuestra ciudad. «En las bombas echan gasolina con otros chips…; Los bomberos son cómplices». ¿Qué hay de cierto a estas afirmaciones?.

Los murmuros tienen su razón y aquí respondemos a la interrogante. Aunque funcionarios de los organismos policiales no manejen registros de robos de chips, la realidad de las murmuraciones y denuncias son ciertas.

Detectives de la policía científica aseguraron a este rotativo que los vehículos recuperados en la región durante los últimos tres meses del 2016, fueron localizados sin sus Tarjeta de Abastecimiento de Gasolina (TAG).

En algunos casos, pero muy diminutos, las barras con el código numérico quedaron destrozados en el vidrio, sin poder ser sustraídas por los contrabandistas. La resistencia del pegamento o el apuro para no ser descubiertos serían una de las razones para dejar por fallido el trabajo delincuencial que de seguro le deja buena ganancia al «bachaquero».

Negocio rentable
Los informantes acotaron que este nuevo modo contrabandista debe ser muy rentable. Los maleantes han llegado al extremo de dejar el carro intacto: Conservan las puertas, los cauchos, la tapicería y el equipo de sonido que antes no desaprovechaban. Ahora el objetivo es ir por la TAG.

¿Cuál es el objetivo de la extracción del chip?, se preguntan y responden firmemente los informantes. Según las fuentes, existen dos opciones. La primera revenderlos a precios exorbitantes a aquellos usuarios que por diversos motivos no han colocado la TAG; y la segunda, dejarlos en su poder para contrabandear y pasar el combustible hacia Colombia, factor que es rentable, secreto que es sabido por el ciudadano.

Penalización
Los investigadores acotaron que el robo de las TAG es un delito común y por lo tanto es penalizado. Delito que los ciudadanos le atribuyen a los bomberos de las estaciones de servicio con la afirmación de que dejan el sistema de un usuario abierto para echarle combustible a alguien quien no posee una TAG.

Los sabuesos apuntaron que es cuesta arriba determinar las afirmaciones, pero no imposible a través de un trabajo mancomunado con los diversos organismos de seguridad de la región, pero hasta la fecha, según el vocero, no ha existido una preocupación por el tema.

Bajo el anonimato exhortan a denunciar el caso ante los organismos policiales para que el nuevo modo de «bachaqueo» sea tomado en cuenta y se aplique un trabajo en mancomunidad para desmantelar las bandas «robacarros» que se están dedicando a esta nueva forma de desvalijamiento; no es difícil combatirlo: Solo basta con una llamada telefónica para reportar a la Zona de Defensa Integral (Zodi), el carro recuperado e inmediatamente se procede al bloqueo del chip.

Palabras clave
,

NOTICIAS SUGERIDAS

Cargando...

Comente