Al reciente mes se les suman otras muertes para llegar a un total de 225 decesos

Alarma: 97 muertes violentas se registran en el inicio del 2017

Especiaal (1)
1 de febrero, 2017 - 9:55 am
Wilson Alvarado / [email protected]

El drama sigue latente en los hogares zulianos. Los deudos consternados para las lamentables pérdidas se retuercen de dolor en las afueras de las medicatura forense. ¿A dónde vamos a parar?

Fotos: Wilmer Cubillán/ Alfredo Chinaleong

Diseño: Fabiola Ramírez

Especial (1)

Maracaibo — El dolor no cesa. Se mantiene permanente y es por culpa de la muerte. Sí, de la muerte, de esa muerte repentina, la no esperada, la que te sorprende y te detiene los pasos en un abrir y cerrar de ojos, la muerte violenta.

Es ese tipo de muerte, la violenta, la que resaltó en el inicio del 2017, con 97 decesos sangrientos en la región zuliana. Muertes que estuvieron representadas en nuestra geografía de la siguiente manera: 64 homicidios entre los municipios Maracaibo, San Francisco, La Cañada de Urdaneta, y Machiques de Perijá; 17 en el Sur del Lago, y 16 en la Costa Oriental del Lago (COL).

En cada una de esas jurisdicciones, las víctimas fueron sorprendidas, en la mayoría de los casos, por sus verdugos, quienes se desplazaban a bordo de las populosas dos ruedas, las motocicletas. Silentes los homicidas interceptaban a sus objetivos. Los neutralizaban y sin compasión alguna vaciaba sus hierros picudos sobre la humanidad de sus objetivos, cuando accionaban los gatillos de sus armas de fuego.

Los infortunados quedaron fríos y templados en el sitio donde eran atacados. La sangre les brotó a borbollón por los agujeros y heridas; dejaron un charco de sangre, la cual se esparció alrededor de la humanidad. Sangre que se coaguló con el transcurrir de los minutos, mientras esperaban la llegada de los funcionarios de la policía científica para que levantaran la escena criminal.

Especial (3) Silueta

Espera inhumana

El dolor de los deudos era incesante, les llegaba hasta en las vísceras cuando avistaban a su ser querido sin respiración o agonizando en medio de decenas de curiosos, quienes saciaban su morbo plenamente.

La tragedia, la desolación y el abandono en el que caían los parientes eran agobiantes. En medio de los lamentos vivían en carne propia el trajinar del papeleo para la cristiana sepultura; aunado a esto se les sumaban las tormentosas interrogantes y exclamaciones que otros familiares se hacían en las puertas de la morgue. De seguro que erizan la piel.

¡Dios mío, por qué me hiciste esto! ¡Mi bebé, mí pequeño, cuanto te voy a extrañar! Son algunas de las manifestaciones que se escuchan de las dolidas madres, aunque algunas, pero muy pocas aceptan la realidad si su pariente andaba en malos pasos.

Luego de estos reproches inicia la etapa de la interrogante: ¿Quién te hizo esto? ¿Por qué? Preguntas que de manera firme el organismo detectivesco responde con los móviles de la venganza, ajuste de cuentas y en pocos casos la resistencia al robo.

Así transcurrió este mes sangriento con los crímenes. No todo queda allí. En la región no solo se evidencia la ola de homicidios.

Especial (4) Silueta

Delincuentes caídos

Los enfrentamientos con los organismos policiales tuvieron un repunte considerable y notorio de 90 sujetos liquidados en distintos procedimientos policiales. Con funcionarios del Cuerpo de Policía Bolivariana del Estado Zulia (CPBEZ) resultaron fulminados 44 hombres; la policía científica sigue el escalafón con 27 delincuentes liquidados; Polimaracaibo ultimó a siete sujetos; la policía de San Francisco (Polisur) ocho; Polimara, uno; Polibaralt, dos; y la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) ultimó a un presunto criminal.

Espere… la cuenta no termina ahí. Los móviles y las hipótesis en las muertes continuaron y finalizaron sangrientos con la culminación del mes.
Los primeros 31 días del 2017, no fueron lisos para los organismos policiales. Cuatro oficiales fueron asesinados: El primero murió en el municipio Almirante Padilla, y pertenecía a las filas de la policía de Falcón; el segundo a la Policía Nacional Bolivariana (PNB); el tercero un Polilagunillas y por último un Polimachiques.

Los accidentes de tránsitos tuvieron su protagónico: ocho personas murieron en choques automovilísticos, mientras que 15 fueron arrolladas. Los suicidios resonaron: cinco personas se ahorcaron y cuatro se truncaron la vida con un disparo en la cabeza.

Finalmente la maldad arrasó. Antes de nacer también hubo muerte, suena ilógico, pero no. Madres desgraciadas abortaron: Cuatro casos en el mes estremecieron a la colectividad.

Alarma: 225 personas dejaron de existir en nuestra región, según los diversos casos que en este trabajo se reseñan. Solo inicia el año y la cifra es alarmante. ¿Con cuántas muertes cerrará el 2017? ¡Qué Dios nos agarre confesados! Definitivamente.

Especial (2)

Un viaje familiar terminó en desgracia. El pasado 7 de enero, cinco niños de 7, 8, 9, 14, y 15 años de edad, y un tío de ambos identificado como Ricardo José Castro Rojas (27), murieron tras el vuelco que causó la explosión del caucho trasero de la camioneta donde viajaban, una Dodge 62, color azul, placas A96AN5L. El grupo no pudo disfrutar del río Cachirí, donde iba a pasar una tarde amena.

Especiaal (3)

Los organismos policiales comienzan el año con un manto negro en sus hombros. Cinco oficiales fueron asesinados en distintas circunstancias, pero los móviles que rodean sus muertes es la venganza y el ajuste de cuentas. El primer caído, Jolfer Montiel González (33), oficial de Polifalcón; Jhon Marzol Fernández, de 34, oficial de la PNB; Édgar Eduardo Loaiza Cordero (36), oficial de Polimachiques y José Félix Rivas, oficial de Polilagunillas.

Especiaal (2)

Los malos procedimientos policiales mantuvieron su espacio. Una balacera cobró la vida de Carlos Rincón, de 40 años, quien conducía su Tritón, color vino tinto, placas A66CY9H. El infortunado iba con sus familias hacia un río vía Los Lirios, cuando unos gnb les dispararon, según los gnb, en medio de una confusión. Por el caso un oficial fue privado de libertad.

Esta unidad perteneciente a los gnb fue incendiada por la comunidad enardecida del barrio El Marite, quienes avistaron el señalado mal procedimiento policial.

NOTICIAS SUGERIDAS

Cargando...

Comente