Acribillan a joven en «La Vereda Silenciosa» de Pomona

1563_23 A
28 de marzo, 2015 - 3:37 pm
Redacción Diario Qué Pasa

A Luis Ángel Portillo (28) le propinaron 13 tiros en el pecho. El hecho ocurrió en Pomona, detrás de Café Imperial

Fotos: Luzneyris Lugo

La víctima recibió 13 impactos de bala. Sus familiares llegaron al lugar para identificar el cuerpo.CICPC inició investigación

Maracaibo — «¿Por qué me mataron a mi hijo?, ¿Por qué mataron a mi hijo?», gritaba llorando la progenitora de Luis Ángel Portillo un joven de 28 años, que fue acribillado en la entrada de la vereda 13 con calle B de  la urbanización Pomona, municipio Maracaibo.

Aproximadamente a las 10:30 de la mañana de este viernes, habitantes del sector escucharon varias detonaciones, al salir de sus casas encontraron el cadáver ensangrentando de Portillo,  quien quedó tendido al inicio de la vereda, obstaculizando el paso.

Según testigos del crimen, la víctima fue trasladada hasta ese sitio en un vehículo marca Corolla, de color rojo, el cual iba escoltado por un Hyundai gris.

Del Corolla dos sujetos bajaron a Luis Ángel  y luego de golpearlo y que este cayera al piso, accionaron sus armas de fuego contra él y le propinaron 13 impactos de bala, casi todos en el pecho.

El infortunado llevaba un bolso y una carpeta, ambas pertenencias fueron robadas por sus homicidas, quienes al dejarlo malherido huyeron del lugar rápidamente.

La madre del occiso lloraba desconsolada

Dolor

Los familiares llegaron hasta el lugar para renocer el cadáver de su pariente, luego de que funcionarios del Cuerpo de Policía Bolivariana del Estado Zulia (CPBEZ) los llamaran por teléfono para darles la trágica noticia.

«Justo al lado del cuerpo estaba su celular, los policías lo agarraron y de allí sacaron el número, porque la familia llegó rapido», dijo una vecina de la zona, que prefirió no identificarse por temor.

La madre y esposa del occiso,quienes se negaron a identificarse, lloraban desconsoladas, mientras un   amigo de Luis Ángel, trataba de calmarlas.

Los gritos que demostraban el dolor de una madre por la pérdida de un hijo retumbaban la vereda cuando los detectives del Cuerpo de Investigaciones Científicas Penales Criminalísticas (CICPC) efectuaron el levantamiento del cuerpo sin vida del joven acribillado.

Preocupación

Los habitantes de la urbanización Pomona se encuentran alarmados y preocupados ante tanta inseguridad, señalaron que esa zona se ha convertido en una guarida para los delincuentes, quienes asaltan a diario a los transeuntes y además han escogido a «La Vereda Silenciosa» como ellos la llaman, para perpetrar homicidios.

Asimismo, indicaron que con este último crimen, ya suman tres, en lo que va de año, las personas asesinadas justo en ese callejón, por lo que de manera urgente solicitan a los cuerpos de seguridad del estado la vigilante y patrullaje por esa localidad.

Aún se desconoce el móvil del hecho, pero fuentes policiales no descartan ninguna hipótesis. Trascendió que debido a las características del homicidio podría tratarse de una venganza. 

Comente