A una semana del asesinato de María Liz: Una historia de amor que se volvió de terror

1474_23 - 1
22 de diciembre, 2014 - 6:42 pm
Redacción Diario Qué Pasa

María Liz Cristaldo López se encontraría con sus familiares en Paraguay para celebrar el Año Nuevo

Foto: Ana Elisa Moreno

Por el crimen hay detenidas nueve personas, entre ellas el esposo de la víctima y un venezolano. «Tribilín» y el «Poeta» son buscados por presuntamente ser los sicarios del suceso.

Maracaibo — ¿Cómo saber que la persona a la que estás conociendo como el amor de tu vida, en realidad es un perverso asesino que te ha escogido como víctima?

María Liz Cristaldo López, (35), creía estar viviendo una inolvidable luna de miel en Venezuela, antes de volver a su natal Paraguay. Ni se imaginaba que su esposo la había escogido como víctima, planeando fríamente asesinarla para cobrar un millonario seguro de vida.

Esta es la trágica historia de una mujer que decidió emigrar a España hace más de 11 años, en busca de mejores oportunidades laborales para ayudar a su familia. Para ello tuvo que dejar al cuidado de su madre a sus dos hijos, actualmente de 16 y 13 años de edad.

Cristaldo López fue asesinada hace una semana víctima de un plan macabro que orquestó su esposo, junto a un amigo venezolano, para cobrar un seguro de vida y así, cubrir las deudas económicas que lo «ahogaban» en España.

Hasta hoy lunes —cuando se cumple una semana del asesinato— existen nueve personas capturadas, aunque los cuerpos policiales encargados del caso no han capturado al «Tribilín» y al «Poeta» presuntos autores materiales del crimen.

Siniestra luna de miel

Jesús González y María Liz habían venido a Venezuela en mayo de este año, cuando ella celebró su cumpleaños. La justificación que el hombre dio para este viaje es que deseaba hacerse un tratamiento odontológico en Caracas, donde le iba a resultar económico, pero la presunción de las autoridades que hoy investigan el caso es que ya en esa ocasión el hombre había establecido los primeros nexos para asesinar a la mujer.

El plan, sin embargo, ya se había puesto en marcha meses antes en España, cuando Jesús González conoció al venezolano Miguel Devergel, en un restaurante de Madrid, según relató el secretario de Seguridad y Orden Público, Jairo Ramírez.

«El hecho atroz se planificó en España, en complicidad con un venezolano, Miguel Devergel, se conocieron en el restaurante donde él trabajaba», afirmó Ramírez en rueda de prensa.

Jesús y María Liz se casaron en octubre y planificaron viajar de luna de miel primero a Venezuela, luego a Colombia y llegar finalmente a Paraguay para conocer a los parientes de la mujer y pasar el fin de año en Yhú.

Llevaban tres días alojados en el hotel Maracaibo Suite cuando el pasado lunes salieron y abordaron un taxi
«pirata» para ir hasta la terminal de pasajeros a comprar pasajes para Colombia.

La noticia que primeramente se difundió fue que el taxista se aprovechó de que la pareja no conocía la ciudad y los llevó al barrio La Lechuga, un sitio marginal y desolado de Maracaibo; allí aguardaban otros tres hombres armados, cómplices suyos, que los hicieron bajar del vehículo y les quitaron todas sus pertenencias.

Según el relato que el propio González Quinta dijo a la policía, los asaltantes les ordenaron que corrieran y les comenzaron a disparar, fue en ese entonces cuando le dispararon mortalmente en la cabeza a su esposa María Liz.

El hombre, sin embargo, resultó solo con algunos golpes y escoriaciones, supuestamente, tras haberse caído. Dijo estar en shock y que lo único que deseaba era abandonar rápidamente el país.

Sin recursos

La Secretaría de Repatriados y el Consulado paraguayo en Venezuela espera la segunda parte del presupuesto para la repatriación de la compatriota, unos 180.000 bolívares ($28.571,40).

Sin embargo, Lucy Cristaldo, hermana de la fallecida, dijo no contar con el dinero para la repatriación de María Liz. «Somos gente de campo, trabajamos para vivir el día a día», expresó Lucy, en medio de la desesperación por querer traer los restos mortales de su hermana junto a su familia en Yhú, departamento de Caaguazú en Paraguay.

El cuerpo de María Liz permanece aún en la morgue forense de la Facultad de Medicina de la Universidad del Zulia. Para ser repatriado tiene que ser embalsamado y llevado a Caracas vía terrestre para salir por avión a Paraguay.

El taxi de la muerte

Este vehículo marca Ford Granada, color azul, placas 02AD5RV, fue utilizado por los sicarios para trasladar a la pareja hasta el barrio La Lechuga, donde mataron a María Liz a las 12:00 del mediodía. El automotor azul sufrió un intento de camuflaje. La policía lo encontró en un estacionamiento, con una capa de pintura gris, pero poseía las mismas matrículas; el mismo fue trasladado en una grúa hasta el estacionamiento del CICPC, donde será sometido a experticias de rigor por el equipo de criminalística.

Los detenidos

Jesús González Q. (34)
Miguel A. Devergel P. (31)
Juan P. Criollo Z. (20)
Desiré C. Ocando M. (32)
Tomás L. Ramírez A. (21)
Humberto J. Palmar (23)
Genovés Corzo T. (35)
Eritza F. Machado (25)
«Ericson»

Jesús González, esposo de Cristaldo, planificó el crimen hace seis meses, pagó 2.000 euros para cobrar los 100.000 del seguro de vida

Comente