A un año de la tragedia: Muerte y dolor en Amanecer de Feria

1440_21a
18 de noviembre, 2014 - 1:58 pm
Redacción Diario Qué Pasa


Foto: Gabriela Sanz

En cuestión de minutos el tradicional Amanacer de Feria se convirtió en luto y dolor para los más de 140 mil asistentes.

Maracaibo — Un año ha transcurrido desde aquel 17 de noviembre, cuando el tradicional Amanecer de Feria se convirtió en tragedia, muerte y dolor. Fue exactamente a las 11:30 de la noche cuando Chino y Nacho subieron a la tarima a ofrecer su espectáculo musical a más de 140 mil personas, en ese instante más de 50 personas se subieron a una estructura metálica, tipo andamio, destinada para la colocación de publicidad de una conocida empresa cervecera en el Complejo Ferial de Grano de Oro.

La imprudencia hizo «de las suyas». Las más de 50 personas que subieron al andamio, el cual estaba fuera de la zona del espectáculo musical y no estaba diseñado para soportar el peso humano, comenzó a fallar en uno de sus puntos de apoyo y colapsó. El saldo: dos adolescentes murieron y más de 40 personas resultaron lesionadas.

Con la ilusión ver a Chino y Nacho estaba Andry Rafael Fontalvo Tejera (13), quien planeó por muchos meses ir al amanecer de feria, así sus padres no les dieran permiso. El adolescente falleció de forma instantánea cuando un tubo le causó una herida en el cuello. El joven no estaba subido en el andamio.

«Andry párate mi amor, vos no podéis estar muerto», eran los gritos desgarradores de Anny Tejera, madre de Andry quien con el alma destrozada y entre lágrimas explicó lo sucedido: «Desde temprano él lavó su ropa para ir, yo le di permiso de ir a casa de su abuela no a ningún Amanecer de Feria», dijo en ese entonces.

Andry fue buscado, pero no fue encontrado sino hasta las 5:30 de la mañana. «Me avisaron que estaba desaparecido; mi instinto de madre me hizo pensar que estaba muerto y les dije a todos —llévenme a la morgue, yo sé que mi hijo está muerto—. Andry era un niño de-sobediente, pero sano», dijo la progenitora entre lágrimas.

La caída del andamio también le truncó los sueños de Wendymar José Briceño Rojas (16), quien asistió al evento y estaba debajo de la tarima cuando fue aplastada por una avalancha de personas que le cayó encima. La adolescente residía en La Polar, en el municipio San Francisco.

La infortunada fue al Complejo Ferial en compañía de su pareja quien residía en La Concepción.

Testimonios

Yorwis Vargas: «La euforia cuando se presentó Chino y Nacho ocasionó que quienes estaban en la torre bailaran, lo que originó que de repente se balanceara y cediera, me encomendé a Dios».

«La gente gritaba, corría de un lado a otro desesperada. Uno de mis compañeros me auxilió y me llevó a una ambulancia. Otro compañero se partió la mano y la costilla. Nunca la seguridad del nos dijo nada», indicó otro joven.

Las hermanas Mariolis Rincón (26) y Mariovis Rincón (18) no estaban montadas en el andamio, «en cuestión de tres minutos el andamio se desplomó y La mayoría de la gente caía encima de nosotras, mi hermana se golpeó la cabeza y yo mis hombros; tuve que llevarla a una ambulancia. Ningún efectivo de seguridad nos ayudó, hasta la pantalla nos cayó encima».

¿Quién tuvo la culpa?

En una nota de prensa que envió la dirección de medios de la Alcaldía de Maracaibo reseñó que: «En dos oportunidades Polimaracaibo había conminado a las personas que se encontraban en la plataforma para que bajaran de la misma, producto del peligro que corrían si permanecían en la estructura; lamentablemente no hicieron caso y se registró el hecho», expresó Helim Pirela —para ese entonces— director de Protección Civil-Maracaibo.

Luego de 72 horas del accidente, organismos policiales informaron que la seguridad con la cual contaba el evento solo cubría el área perimetral del concierto y no donde se instalaron los andamios.

Comente