os cuatro sicarios, responsables de las muertes, fueron liquidados minutos después

30 balas: dos muertos y 5 heridos en el HUM (+Fotos)

cambio
7 de abril, 2017 - 8:39 am
Wilson Alvarado / [email protected]

El reloj marcaba las 3:30 de la tarde de ayer, cuando los maleantes  avistaron a sus víctimas, quienes llegaron al centro médico a bordo de un vehículo Chevrolet, modelo Cruze, color blanco, placas AA271TV

Foto: Wilson Alvarado

Maracaibo — La criminalidad no cesa. Los verdugos silentes esperaron a sus objetivos en la entrada principal de la emergencia pediátrica del Hospital Universitario de Maracaibo (HUM), donde desbordaron su maldad con dos muertos y cinco heridos.

El reloj marcaba las 3:30 de la tarde de ayer, cuando los maleantes  avistaron a sus víctimas, quienes llegaron al centro médico a bordo de un vehículo Chevrolet, modelo Cruze, color blanco, placas AA271TV.

Los hombres sin pensar que la muerte los esperaba, se estacionaron en una trilla de arena que se encuentra justo del lado izquierdo de la entrada principal de la emergencia de niños.

De allí, descendieron Adolfo Martínez, de 38 años de edad, y Rafael Paz, de 30 años, quienes al intentar entrar a la emergencia les truncaron sus pasos. Los verdugos les atravesaron un carro Aveo, color gris. Del carro bajaron cuatro delincuentes con pistola en mano y sin mediar palabra alguna vacearon sus armas contra Martínez y Paz.

SAM_0697

Los hombres, quienes llevaban una caja con una alta suma de dinero, según testigos del hecho, cayeron al piso. Agonizaron durante unos minutos y perdieron la batalla por la vida sobre unos charcos de sangre que quedaron esparcidos en la cerámica blanca de la emergencia.

Las ráfagas de disparos,   que por parte de los homicidas, impactaron en la puerta de vidrio de la emergencia. Las balas ocasionaron que el vidrio estallara. Las municiones entraron hasta la sala de espera, donde la sangre volivío a correr.

Cinco heridos

En la balacera resultaron heridas Yaneth Coromoto Peña Urdaneta (30), quien era acompañante de un paciente, y Norma Cubillán (69). Ambas recibieron un disparo en sus piernas izquierda. Asimismo, resultó herida por los proyectiles la Dra.  Katerine Sandrea (29), residente del según año de pediatría, quien fue alcanzada por tres balas: una en el abdomen, una en el brazo y otra en la pierna izquierda. La galena fue intervenida quirúrgicamente y hasta el cierre de esta edición su estado de salud era estable.

En el hecho de sangre también resultaron heridos  por los vidrios de la puerta José Bracho (40), oficial de seguridad del Sahum; y una niña, de 4 años, de quien se conoció es hija de Yaneth.

SAM_0691

Criminales liquidados

Luego de cometer el sicariato, los maleantes intentaron huir en el carro. De inmediato comisiones del CPBEZ que patrullaban por la zona los persiguieron. Los delincuentes perdieron el control del vehículo y chocaron contra un carro Neón, color dorado, placas UAD83T, que se desplazaba por las adyacencias del colegio Baralt.

Tras el impacto, los perseguidos bajaron de la unidad y dispararon contra los funcionarios, quienes respondieron al ataque, donde el cuarto resultó fulminado.

Dos de los caídos quedaron identificados como Wilson Campos y Égdar Tejera, los otros dos hampones no portaban documentos.

Funcionarios de la policía científica acudieron a ambas escenas para el levantamiento de los cuerpos. Los detectives poblaron la entrada de la emergencia con las láminas numéricas, donde se avistó la número 30 como referencia de los casquillos incautados.

Detectives a cargo del procedimiento, indicaron que los hombres «sicariados» eran unos comerciantes pesqueros, quienes residían en el municipio Miranda. Asimismo, los investigadores apuntaron que el dinero que llevaban los hombres iba a ser entregado a unos familiares que tienen a un menor hospitalizado en el área. El móvil que hasta los momentos maneja la policía científica es el ajuste de cuentas en la modalidad de sicariato.

SAM_0699

SAM_0706

Palabras clave
, , , , ,

Comente