Conozca si está padeciendo de anorgasmia al intentar el sexo

anorgasmia
21 de julio, 2017 - 11:25 am
Con información de Noticias24

Esta disfunción sexual se caracteriza principalmente por la incapacidad que tienen las personas en llegar al orgasmo, a pesar de que se cuente con la estimulación adecuada y necesaria, y aun cuando se mantenga el deseo sexual entre los miembros de la pareja

Foto:Agencias

Cuando una mujer tiene imposibilidad de alcanzar el orgasmo a pesar de recibir una estimulación previa y no siente deseo o excitación durante la relación sexual, puede estar padeciendo de anorgasmia.

La anorgasmia es una de las disfunciones sexuales más comunes en las mujeres, junto a la falta de deseo sexual y el vaginismo.

Sus causas principales tienen que ver con factores psicológicos, aunque una mínima parte se produce por lesiones en la zona genital y malos hábitos de vida.

Si bien algunos la han catalogado como una enfermedad, en realidad es una alteración funcional que puede superarse con algunas prácticas saludables y la ayuda de un especialista.

El problema es que el tema continúa siendo tabú para muchas personas y, debido esto, se ha dificultado su detección y tratamiento.

Por esta razón, a continuación queremos compartir en detalle qué factores influyen en su desarrollo, cómo se distingue y qué se puede hacer para combatirla.

Más del 90% de los casos de anorgasmia femenina tienen que ver con cuestiones psicológicas y emocionales, mientras que solo el 5% corresponde a causas físicas.

Por otro lado, cabe mencionar que muchas veces se debe a una falta de educación sexual y los mitos en torno al sexo.

En detalle, algunas de las causas relacionadas son:

Traumas sexuales.

Estrés, preocupaciones o sentimientos de culpa.

Desinterés o problemas en la pareja.

Miedo o vergüenza de tener relaciones sexuales.

Consumo excesivo de fármacos para la hipertensión.

Consumo de antidepresivos o anticonceptivos.

Confusión de la identidad sexual.

Menopausia.

Consumo de drogas.

¿Cómo se distingue la anorgasmia femenina?

En función de los síntomas y las situaciones en que se desencadene, la anorgasmia se distingue en 5 formas:

Primaria: Se da cuando la mujer no ha tenido ni un solo orgasmo a pesar de masturbarse o mantener relaciones sexuales.

Secundaria: Ocurre cuando, de forma repentina, se pierde la capacidad de sentir un orgasmo, pese a que antes no se tenía este problema.

Absoluta: No se consigue el placer bajo ninguna circunstancia o método.

Relativa: Cuando se tienen orgasmos a través de un tipo de estimulación en concreto. Por ejemplo, solo vaginal o solo a través del clítoris.

Situacional: El clímax solo es posible en determinadas situaciones.

Para saber qué te gusta o no, es primordial que tengas momentos íntimos en los que puedas explorar tu cuerpo sin temor a nada.

Mírate desnuda frente al espejo, acéptate tal y cómo eres y estimula las áreas que consideras que te pueden dar placer.

Este hábito no solo incrementará tu autoconfianza y autoestima, sino que te ayudará a saber cuáles son las partes que te excitan y que, seguramente, podrás disfrutar con tu pareja.

Palabras clave
,

Comente