«Las teticas» de café son las que salvan la patria

Zulianos se la inventan para tomarse el cafecito mañanero

a
28 de junio, 2017 - 7:08 am
Harold Mejía/[email protected]

Disfrutar de un guayoyo antes de comenzar la jornada se está convirtiendo en un lujo y ni hablar de pensar en compartirlo

Foto :Harold Mejía

Maracaibo — Como una especie de tradición, los marabinos al despertarse lo primero que hacen antes del desayuno es preparar una taza de café, ante la situación tan ardua para conseguir el producto, los cafeceros hacen lo imposible para adquirirlo.

En el sector Los Haticos, los vecinos gozan de una alternativa muy accesible, pues los vecinos pueden comprar diferentes presentaciones de café preparado desde los 50 hasta 200 bolívares.

En otros sectores de la ciudad se pueden conseguir las populares «teticas» para solventar la crisis, «yo compro el café detallado porque comprar un kilo es imposible, una ‹tetica› alcanza para hacer tres veces, en la mañana, en la tarde y para el otro día al amanecer», aseguró Jesús Alvarado, vecino del sector Los Robles.

El precio de esta alternativa va desde Bs. 500 hasta los 700 bolívares por «tetica».

Los zulianos tienen por costumbre tomarse una taza de café antes de hacer el desayuno, para Érika Rodríguez este gusto que antes se daba con leche ahora lo disfruta solo, «ahorita es muy difícil adquirir productos de primera necesidad, antes tomaba café con leche ahorita solo café y haciendo una travesía para encontrarlo y rendirlo», indicó.

Rodríguez expresó que toma café hasta seis veces al día y que en varias oportunidades le ha tocado salir a comprar café detallado y asegura que no le rinde la porción que venden en las «chozas».

Lesli Pozo, habitante del sector Veritas, indicó que ella ha tenido que disminuir la toma de este producto tradicional, limitándolo solo en la mañana y guayoyo, no espeso, para que le rinda pues el otro problema es la cantidad de azúcar que debe invertir en su preparación que tampoco se consigue, por lo menos no en precio regulado, «hasta la costumbre de compartirlo se ha perdido por lo caro que sale», dijo.

Comente