Trabajadores del Metro regalaron sonrisas a 1.900 niños zulianos

1475_2A
23 de diciembre, 2014 - 1:06 pm
Redacción Diario Qué Pasa

Foto: Prensa Oficial

La alegría de los regalos invadió a los infantes que se encontraban recluidos en los centros asistenciales que cubren las rutas alimentadoras.

Maracaibo — Unos 1.900 pequeños recibieron juguetes de manos de los trabajadores de la empresa Metro de Maracaibo, en una jornada multitudinaria simultánea realizada en siete centros de salud y 10 comunidades aledañas al sistema de transporte masivo.

Con aguinaldos y parrandas, los pequeños disfrutaron de pintacaritas, juegos tradicionales y toda la alegría de esta época decembrina, para recordar el milagro del Nacimiento del Niño Dios.

«Los 1.800 empleados de la empresa aportaron los juguetes para contribuir a la alegría de la Navidad. Esto es una expresión de la conciencia social de nuestro personal, para seguir generando sonrisas en los niños de las comunidades aledañas al Metro», aseguró el presidente del sistema, Rafael Colmenárez.

Beneficiados

Las entregas se realizaron en los hospitales Materno Infantil de San Francisco, Raúl Leoni y Cuatricentenario; y en los hospitales Universitario de Maracaibo, Adolfo Pons, Noriega Trigo. También se beneficiaron a pequeños de  la Asociación Síndrome de Down Integración Zuliana (Asdizu) y el Hogar Amigo de los Niños (Hogamin).

Más regalos fueron entregados en barriadas marabinas como Villa Colina-El Florido; Los Altos III y la comunidad Víctor Pernalete, junto a la base de misiones Villa Aeropuerto, construida por Metro de Maracaibo en la parroquia Luis Hurtado Higuera.

«Estamos impregnados del espíritu de la Navidad, que nos invita a renovar el compromiso de ser buenos ciudadanos llenos de solidaridad», agregó Colmenárez.

Alegría para sanar

Reinaldo Atencio, de 3 años, dejó de llorar cuando escuchó los acordes Niño Lindo y recibió su juguete. «Estoy muy contenta porque mi hijo ha pasado por muchas cosas, le estaban sacando la sangre cuando llegaron y se emocionó mucho. Es muy bonito, sigan haciendo esto todos los años», contó Noiralí Romero.

Comente