Tan sagrada y la hicieron de plástico

1510_REGIONAL_01
31 de enero, 2015 - 1:24 pm
Redacción Diario Qué Pasa

Fotos: Ana Moreno

Maracaibo — En los inicios del semanario QUÉ PASA en el año 2003, fue una denuncia bandera, la obra que el entonces gobernador del Zulia, Manuel Rosales, realizaba en la Plaza de la Aparición, con la utilización de  materiales impropios, la intervención brutal contra el patrimonio artístico del Paseo Ciencias y un sinfín de dimes y diretes que devinieron por la construcción.

En más de cinco ediciones de periodicidad semanal, entre octubre del 2003 y febrero 2004, esta casa editorial denunció con vehemencia cómo se levantaba la imagen de la Virgen de Chiquinquirá, frente a la plazoleta de la Basílica y la iglesia, con materiales como plástico y cemento compuesto, conocido como fiberglass.

En la edición número 17 correspondiente a la semana del 30 de enero al 5 de febrero de 2004, el ingeniero, Jorge Portillo, expresó su desacuerdo con la obra creada por el arquitecto Alí Namazzi, «no estoy, ni estuve, ni estaré de acuerdo con esa construcción, la cual me ha dolido mucho, no solo por lo que se está realizando, sino también por la desaparición total del Paseo Ciencias que tenía obras de famosos artistas plásticos reconocidos en todo el mundo».

Portillo en su momento indicó la violación de la Ley Penal Ambiental, la Ley de Ingeniería y Arquitectura y la Ley del Patrimonio Cultural.

Plagio en la plaza

El escultor, Leonel de Jesús Muñoz, a través del semanario en el número 4 de la semana del 24 al 30 de octubre de 2003, denunció que la empresa Namazi & Asociados, lo contrató para realizar la escultura y luego de entregar el proyecto y solo cancelar una parte del pago, su contrato fue finalizado.

Muñoz indicó: «El señor Namazi es un ‹neoculturicidad›, neo porque acabó nuevamente con El Saladillo y culturicidad porque está acabando con un patrimonio artístico de la ciudad, como son las obras que se encontraban en el Paseo Ciencias», quedó reseñado por QUÉ PASA.

Violación de la ley

Pedro Romero,  expresidente del Instituto de Patrimonio Cultural (IPC) y docente de la Facultad de Arquitectura de la Universidad del Zulia, dejó clara la violación a la ley, en el ejemplar número 5 del 31 de octubre al 6 de noviembre de 2003.

«Según el artículo 23 de la Ley de Protección y Defensa del Patrimonio Cultural, señaló el arquitecto, instaurar un elemento de esas proporciones —15 metros de altitud mide la pieza de poliéster reforzado—, se violenta también la norma que señala correctivamente el establecimiento de una relación volumen-proporción que impide y restringe la visualización y contemplación del patrimonio ya establecido».

Hasta la iglesia se vio dividida cuando el arzobispo de Maracaibo, Ubaldo Santana, se negó a darle la bendición, y en su lugar lo hizo el vicario general, Eduardo Ortigoza.

Actualidad

Con los trabajos ahora retomados en los espacios del Paseo Ciencias por el Centro Rafael Urdaneta, «no se estima la demolición del monumento, a pesar de los materiales de baja calidad», según lo indicó Giovanny Villalobos, secretario de Cultura.

Fotos: Ana Moreno

Comente